Vacaciones para medias jornadas o jornadas reducidas

Si trabajo media jornada o hago jornada reducida, ¿tengo sólo 15 días de vacaciones? Cuántas veces hemos oído esta pregunta y cuántas veces nuestros clientes dan por supuesto que si tienen un empleado a tiempo parcial (media jornada), sólo tienen que programar 15 días de vacaciones. Seguro que más de las que pensamos, y hoy nos dedicamos a aclarar algunos de estos mitos y leyendas laborales.

Las vacaciones anuales son un derecho reconocido en el Estatuto de los Trabajadores:

«Art. 38. Vacaciones anuales. 1. El período de vacaciones anuales retribuidas, no sustituible por compensación económica, será el pactado en convenio colectivo o contrato individual. En ningún caso la duración será inferior a treinta días naturales.”

Por lo tanto, independientemente de la duración de la jornada de trabajo, el trabajador siempre va a tener derecho a los 30 días naturales de vacaciones como mínimo.

Un tema diferente es la retribución de esos días ya que en caso de jornada a tiempo parcial sí se pagarán en proporción a la media jornada que se trabaja o a la reducción de jornada de la que se disfrute, pero lo que no puede reducirse nunca es el número de días de disfrute de las vacaciones.

Sobre la duración de las vacaciones, ésta se fija legalmente con referencia al año. Por lo que si un trabajador no ha trabajado durante todo el año, sólo tendrá derecho a la parte proporcional correspondiente al periodo trabajado. Esto también resulta de aplicación a los contratos de duración determinada en los que, y salvo que el Convenio Colectivo de aplicación establezca una regulación distinta, el periodo de vacaciones será proporcional al periodo de tiempo trabajado.

Seguro que ahora nos asaltan otro tipo de dudas como por ejemplo:

¿Se pueden empezar las vacaciones en un día festivo?

Por lo que se refiere al disfrute es conveniente indicar también que los Tribunales han manifestado de forma reiterada que el periodo de disfrute no puede iniciarse nunca en día festivo o inhábil.

Asimismo, y por lo que se refiere al cómputo del periodo de vacaciones, los tribunales también han señalado que el cómputo de los días inhábiles dentro del periodo de vacaciones dependerá de si la duración de las mismas está fijada en días naturales o días laborales. En el primer caso sí computarán los días festivos a efectos de la duración de las vacaciones y en el segundo caso no.

Artículo relacionado

El trabajo y las elecciones

¿Quién decide mis vacaciones?

Según el mencionado Estatuto de los Trabajadores, los períodos de disfrute deben fijarse de común acuerdo entre la empresa y el trabajador, y para ello se tendrá en cuenta lo establecido en los Convenios Colectivos sobre la planificación anual de las vacaciones.

«Art. 38. Vacaciones anuales. 2. El período o períodos de su disfrute se fijará de común acuerdo entre el empresario y el trabajador, de conformidad con lo establecido en su caso en los convenios colectivos sobre planificación anual de las vacaciones. En caso de desacuerdo entre las partes, la jurisdicción competente fijará la fecha que para el disfrute corresponda y su decisión será irrecurrible. El procedimiento será sumario y preferente. 3. El calendario de vacaciones se fijará en cada empresa. El trabajador conocerá las fechas que le correspondan dos meses antes, al menos, del comienzo del disfrute.”

La forma de concretar el periodo de disfrute es, en orden a coordinar los derechos de todos los trabajadores y los intereses de la propia empresa, la elaboración de un calendario laboral anual de vacaciones, de modo que todos los trabajadores conozcan en qué fechas disfrutarán sus vacaciones.

Tal y como se menciona, la fecha de disfrute debe conocerse, como mínimo, con dos meses de antelación al comienzo del disfrute, salvo que el Convenio Colectivo establezca un plazo superior, que será el que habrá que aplicar entonces.

Finalmente, y si a pesar de lo establecido en el Estatuto o en el Convenio Colectivo, no se alcanza un acuerdo entre la empresa y los trabajadores, la jurisdicción competente, en este caso el Juzgado de lo Social, a través de un proceso especial y urgente específico para ello, será el que resuelva y fije el periodo de disfrute. Contra la decisión del Juzgado en materia de vacaciones no cabe recurso alguno.

Más artículos sobre talento y estructura:

  • Baja médica ¿a partir del tercer día?

  • La retribución flexible: un sistema de ahorro que motiva

  • Bienvenido, siéntete como en casa

5 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo