Traslado del domicilio social de las empresas

Actualizado: jun 22

A finales de mayo se produjo una nueva modificación en la Ley de Sociedades de Capital, esta vez, referida al cambio del domicilio social de las sociedades. La modificación se ha incluido en la Disposición Final primera de la Ley 9/2015, de 25 mayo, de medidas urgentes en materia concursal (BOE de 26 de mayo), es decir, en una ley que tiene poco que ver con los procedimientos y formalidades de las modificaciones estatutarias en las sociedades mercantiles sin dar siquiera una explicación de la reforma en la exposición de motivos.




Hasta ahora, el traslado del domicilio social de las empresas era una decisión que debía adoptar la Junta de Socios, salvo cuando el cambio se hiciera dentro del mismo término municipal, en cuyo caso, el órgano de administración podía decidirlo sin necesidad de recurrir a la Junta. Así lo establecía hasta ahora el artículo 285-2 de la Ley de Sociedades de Capital: “…salvo disposición contraria de los estatutos, el órgano de administración será competente para cambiar el domicilio social dentro del mismo término municipal”.

Con la modificación de ahora, salvo disposición contraria de los estatutos, “el órgano de administración será competente para cambiar el domicilio social dentro del territorio nacional”. Sólo se han modificado las tres últimas palabras.

La realidad es que, a día de hoy, esta nueva facultad de los administradores va a estar limitada por los Estatutos de las sociedades, que aún estarán redactados conforme al régimen legal anterior a esta modificación, en que se establecía que esta competencia correspondía solo a la Junta.

En algunos medios de comunicación se ha dicho que esta modificación se hizo mediante enmienda a la Ley 9/2015 en el Congreso, a petición de algunas compañías cotizadas con sede social en Cataluña, ante el temor de una hipotética declaración de independencia. Con esta reforma podrían los Consejos de Administración trasladar la sede social de sus empresas sin necesidad de someterlo a las Juntas.

Sin embargo, este razonamiento no tiene demasiado sentido ya que, como se ha explicado antes, la gran mayoría de los Estatutos que rigen las empresas actuales, solo habilitan al órgano de administración a cambiar el domicilio dentro del mismo término municipal, y la ley mantiene la salvedad de que los Estatutos lo permitan. Por lo tanto se ha reformado una ley importante, (la de Sociedades de Capital), en una materia importante (las modificaciones estatutarias), sin conseguir el fin que se proponía.

MANTENGASE AL DÍA DE LA NORMATIVA LEGAL

Más artículos sobre cumplimiento legal y fiscal:

  • Responsabilidades penales de las empresas

  • Legalización de libros obligatorios de los empresarios

3 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Inscríbete en Insights