“Si tú me das yo también te doy...” Retribución Flexible y sus ventajas reales

Actualizado: hace 3 días

Con este artículo, me gustaría transmitir de forma muy sencilla la perspectiva de la retribución flexible desde el punto de vista de una empleada que la recibe y también desde el punto de vista de una empleada que a su vez tiene como tarea, gestionar parte de este servicio entre empresas y trabajadores.



Como consecuencia de la crisis sufrida estos últimos años, la mayoría de las empresas tuvieron que tomar medidas difíciles como congelar los salarios, y se apoyaron en las ventajas que podían ofrecer a sus empleados a través de los beneficios sociales y la retribución flexible.

El beneficio que dichas medidas reporta a los empleados se refleja en un mayor aprovechamiento de su salario, sin suponer un aumento en los gastos salariales para la empresa. No obstante, esto conlleva un coste a nivel de gestión, que con el fin de motivar y retener a los empleados, se debe invertir en recursos internos o externos para el control e imputación de estos beneficios.

Entender la compensación total: la retribución flexible

¿Cómo se siente un empleado que se beneficia de este servicio? Llega el día del primer pago de tu nómina con retribución flexible. Lo primero que piensas, es que vas a percibir menos retribución dineraria. En realidad, esto dependerá de lo que hayas acordado con la empresa en tu contrato de novación. (Es el documento en el que autorizas a tu empresa a aplicar en tu nómina los descuentos.)


Las ventajas fiscales obtenidas por la empresa pueden ser sobre servicios o productos muy diversos. Aunque los más frecuentes son: acciones de la empresa, planes de pensiones de empresa (PEE), que suelen incluir una bonificación por parte de la empresa además de lo que invierta el trabajador, tickets restaurante, seguro médico, subvención del abono transporte, tickets guardería, descuentos en formación, etc.

No te pierdas la grabación de nuestro último webinar.


VER VÍDEO

Una de mis opciones de retribución flexible es la guardería. Al revisar la nómina, descubro que efectivamente he percibido menos salario…Tras el shock, decido comparar mi nómina del mes anterior con la de este mes. Sorpresa; la diferencia no corresponde con la cuota de mi guardería. Empiezo a sentir una gran satisfacción, pues al hacer uso de la retribución flexible el descuento neto en mi nómina ha sido inferior a la cuota de guardería que pago, sin embargo, a la guardería le ha llegado la cuota completa.


Como veis yo, como empleada, he recibido el estímulo buscado por parte de mi empresa… Realmente, no me han subido el sueldo, pero si he percibido una satisfacción al ser consciente del mayor aprovechamiento de mi salario.


¿Cómo gestionan las empresas los servicios de retribución flexible?

Cualquier empresa tiene un departamento interno o externo, que se encarga de la elaboración de las nóminas mensuales. Sin embargo, la retribución flexible exige un paso más para garantizar una imputación correcta de la misma.


¿Qué tipo de control es necesario? Volvamos a un caso práctico. Llega al día en el que el responsable de la elaboración de las nóminas tiene que tener en cuenta la retribución flexible. Revisar todas las incidencias y particularidades de cada empleado y confirmar si tienen retribución flexible y los importes lleva mucho tiempo. Cada empleado puede tener cifras distintas, en base a lo contratado. Por norma, es una tarea que realizaría el departamento de RRHH o bien un administrativo. No quiere decir que el compañero de gestión de nóminas no pueda encargarse, pero si es cierto que le llevará bastante tiempo y varias gestiones.


La solución; que yo propongo y espero sea útil es la elaboración de un cuadro de empleados y servicios contratados mes a mes. Coordinar con los distintos proveedores pedidos, facturación y pagos y reportar al departamento de elaboración de nóminas para su correcta imputación. De esta forma la gestión es más sencilla. Mi compañero del departamento de nóminas dispone de toda la información sin quebraderos de cabeza.

En definitiva, un pequeño esfuerzo por parte de la empresa aporta a los empleados múltiples beneficios en ventajas fiscales que una persona aisladamente no podría negociar. ¿Qué más podemos pedir?


Normalmente falla la comunicación interna sobre las ventajas de la retribución flexible. Es necesario comunicarlo internamente a los nuevos empleados, y seguir comunicando al resto, las ventajas, con casos reales, para que los empleados puedan poner en valor su compensación total, que por lo general va bastante más allá de la retribución dineraria.


Más artículos sobre Finanzas Bajo Control:

  • La retribución flexible: un sistema de ahorro que motiva

  • El Seguro de Salud servicio estrella del paquete retributivo


Entradas Recientes

Ver todo

Inscríbete en Insights