¿Seguro que tu empresa no necesita Inbound Marketing?

Actualizado: may 11

Si prestas unos minutos de tu tiempo para leer este artículo, descubrirás las oportunidades que estás perdiendo por no implementar una estrategia de Inbound Marketing en tu empresa. El contexto actual en el que nos movemos, está marcado por cambios disruptivos constantes que afectan al mercado (usuarios más exigentes e informados, nuevos hábitos de consumo, plataformas tecnológicas que se suceden, evolución y modernización de la logística de entrega…).

La respuesta a todas estas incógnitas las resuelven la multitud de herramientas de marketing digital que existen en el mercado, fáciles de emplear y que enamorarán a tus potenciales clientes y por qué no decirlo, a ti mismo. El marketing tradicional se ha transformado y ahora viste de Inbound. Pero ¿cómo sabes que necesitas implementar un programa de Inbound Marketing? Te dejamos algunos de los principales síntomas que, si se están produciendo en tu organización, te deben hacer replantearte si no es el momento de implementar una estrategia de Inbound Marketing. Síntoma 1: Web estática El principal objetivo de toda estrategia Inbound Marketing pasa por poner todos tus activos digitales al servicio de la captación de oportunidades de negocio. Si pretendes conseguir alcanzar esta meta con una web corporativa o con un e-commerce tradicional, no estás enfocando bien la solución a tus problemas.


En otras palabras: todo tiene que estar optimizado. Desde los Call to Action (CTA o llamadas a la acción), los recursos de seguimiento del lead, el User Experience, la navegación personalizada para cada buyer persona, pasando por la optimización de las herramientas analíticas. Síntoma 2: Ciclos de venta eternos “Antes vendía un producto en un mes. ¿Ahora? entre dos y tres meses, mínimo”. ¿Te identificas con esta afirmación? Otra razón más para comenzar a trabajar cen tu estrategia de Inbound Marketing. Todo pasa por una comunicación continua, ágil, que permita acortar ciclos de venta. ¿En qué se traduce la filosofía Inbound?: seducir al cliente para que llegue a nosotros de manera natural. En otras palabras, que llame a nuestro comercial en lugar de que sea nuestro comercial el que le llame a él..


Síntoma 3: Departamento de marketing ineficiente Estás al frente de una compañía con un volumen de facturación considerable pero tu departamento de marketing muestra claros síntomas de ineficiencia. ¿La respuesta a este problema? Automatización. El Inbound Marketing ofrece un abanico interesante de herramientas y posibilidades que permiten llevar a cabo la automatización de procesos que, sin duda, redundan en una mejora de la eficacia del departamento. Hablamos de la programación de los mensajes de tus redes sociales, de creación de flujos para el envio automatizado de e-mails, de la creación de formularios y landing pages destinadas a la captación de leads de calidad, de la publicación organizada de contenidos en la web de la empresa, etc. No olvides, que todo en Inbound Marketing se pone al servicio de la compañía para trabajar las 24 horas del día, los 7 días de la semana y los 365 días del año con un único y claro objetivo: incrementar tu facturación. Síntoma 4: Cliente potencial no definido Hasta ahora, la intuición y las conclusiones generalistas han sido la brújula que han guiado las acciones de la mayoría de los departamentos de marketing. Con una buena estrategia Inbound conocerás mejor el perfil de tu buyer persona y sus características específicas y, de este modo, podrás desarrollar acciones concretas con un diseño personalizado para que tu buyer persona inicie el proceso de atracción hacia la compra de tu producto o servicio. Síntoma 5: Caos de base de datos No sabes cuán valiosa puede llegar a ser una buena base de datos organizada, segmentada y actualizada. Estos son los ingredientes fundamentales de los que se nutre el Inbound para generar procesos de interacción de calidad (entiéndase; emailing, procesos de nurturing,…). Las diferentes herramientas del Inbound Marketing permiten generar bases de datos optimizadas y depuradas con leads cualificados. En resumen, se trata de trasladar el mensaje adecuado, al potencial cliente adecuado y en el momento adecuado para acabar de convertirlo en cliente final. Síntoma 6: No aprecias el Retorno de la Inversión Un clásico de todo departamento de marketing: no conseguimos apreciar, a veces ni calcular con certeza, el retorno de la inversión que hemos realizado en acciones de marketing. Bueno, eso era antes del Inbound. Con las herramientas Inbound toda actuación es medible con un alto grado de fiabilidad lo que nos permite visualizar la rentabilidad de cada céntimo invertido y, especialmente, qué capacidad tiene de convertir potenciales clientes en clientes finales. Diferentes estudios señalan que los Inbound leads cuestan 64% menos que los outbound leads. Si despues de haber leido este artículo, aún no tienes claro porqué implementar una estrategia de Inbound Marketing, registrate en nuestro minicurso de 5 emails y descubre como crear un programa de Inbound Marketing con sentido:

MINICURSO INBOUND MARKETING

Artículos relacionados:

  • Inbound...¡El Marketing que convierte!

  • Thought Leadership - ¿Qué es y cómo conseguirlo?


4 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Inscríbete en Insights