SALARIO EN ESPECIE: Vehículos para el uso particular de los empleados

Actualizado: may 27

Cada vez es más común que, como parte de su salario y para fines particulares del trabajador, las empresas ofrezcan a sus empleados la entrega o el uso y disfrute de bienes o servicios, ya sea de forma gratuita o por un precio inferior al normal de mercado. Esto es lo que se conoce como “Salario en Especie”.


¿En qué consiste específicamente la “Imputación de Vehículos”? Precisamente uno de los Salarios en Especie más ofrecidos a (y valorados por) los empleados es el vehículo de empresa, es decir, un vehículo a disposición del trabajador que puede emplear en horario laboral, pero también para su uso particular. Este tipo de retribución tiene unas peculiaridades que conviene conocer. ¿Se encuentra limitada la cuantía de la “Imputación de Vehículos”? En términos generales el Salario en Especie viene recogido en el artículo 26.1 del Estatuto de los Trabajadores, estableciendo la Ley que el mismo no podrá superar el 30% de las percepciones salariales del trabajador, ni tampoco minorar la cuantía íntegra en dinero del salario mínimo interprofesional. ¿Cuál es el impacto de la “Imputación de Vehículos” en el Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) de los empleados? La Ley del Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas establece que en estos casos procederá imputar al trabajador una “Retribución en Especie”, en la medida en que el mismo disponga del antes mencionado vehículo para su uso particular, con independencia de que exista o no una utilización efectiva para dichos fines. ¿Cómo debe cuantificarse esta imputación? Para el cálculo del importe de la retribución en especie a imputar a los trabajadores que disfruten de este beneficio, se deben tener en cuenta distintos aspectos: # La base del cálculo:

  • Si el vehículo es propiedad de la empresa: se toma como base para el cálculo el 20% del coste de adquisición del vehículo para el pagador. En este caso, el coste de adquisición para la empresa será el valor efectivamente satisfecho por el bien, incluidos los tributos que graven la operación.

  • Si el vehículo es un renting: se toma como base para el cálculo el 20% del valor de mercado del vehículo el año en el que se celebra el contrato, incluyendo todos los gastos y tributos (entre ellos, el IVA). # El tipo de uso que se le da al vehículo:

  • Si el vehículo se destina únicamente para el uso particular del empleado: la antes mencionada base del cálculo (20% del coste de adquisición o valor de mercado del vehículo) se divide entre 12 meses y esto da como resultado el importe que se debe imputar mensualmente como retribución en especie.

  • Si el vehículo se destina para un uso mixto (particular y trabajo): la antes mencionada base del cálculo (20% del coste de adquisición o valor de mercado del vehículo) se divide entre 12 meses y, de forma adicional, se toma en consideración el porcentaje de tiempo que el vehículo está disponible para el uso particular del trabajador. El criterio establecido por la Administración Tributaria es que este uso particular equivale al 80% del total de la disponibilidad del vehículo, aunque se podría aceptar un porcentaje inferior en el caso de agentes comerciales. No obstante, en caso de una comprobación, las causas que motivan esta variación en el porcentaje de disponibilidad deberán ser demostradas de manera fehaciente a la autoridades. Este cálculo da como resultado el importe que se debe imputar mensualmente como retribución en especie. Ahora bien, cabe destacar que esta valoración podrá reducirse el 15, el 20 o el 30 por ciento, según los casos, cuando se trate de vehículos considerados eficientes energéticamente.

¿Qué más debo tener en cuenta a efectos de determinar el tratamiento fiscal de la Imputación de Vehículos? Desde la perspectiva del Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), se debe tener en cuenta que el salario en especie estará sujeto a un Ingreso a Cuenta, pues al no tratarse de un importe líquido, no es posible aplicar una retención. ¿Cómo debe reflejarse la Imputación de Vehículos en la nómina del trabajador? El importe de la imputación debe reflejarse en el recibo de salario del trabajador como retribución en especie (tanto en la parte de devengo, como en la de descuentos) y sumarse tanto a la base imponible como a la de cotización. Asimismo cabe destacar que, en aplicación de la Ley del Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas, el ingreso a cuenta se adicionará a la valoración que se haya realizado de la retribución en especie, salvo que su importe hubiera sido repercutido al trabajador. Desde nuestro Departamento de Gestión y Administración de Personas trabajamos día a día con procedimientos y gestiones relacionadas con las diferentes formas de retribución. ¿Necesitas más información? ¡Estaremos encantados de ayudarte!


Inscríbete en Insights