RDL 24/2020: MEDIDAS SOCIALES DE REACTIVACIÓN DEL EMPLEO

Actualizado: 27 may 2021

La semana pasada ya comentábamos que se publicaba en el BOE el nuevo Real Decreto-ley 24/2020, de medidas sociales de reactivación del empleo y protección del trabajo autónomo y de competitividad del sector industrial (“RDL”), a través del cual se pretende regular medidas sociales en defensa del empleo que faciliten a las empresas y trabajadores la vuelta a la normalidad laboral de manera progresiva y ordenada.

En este RDL encontramos medidas en materia laboral, entre las cuales por supuesto destacan las que afectan a los ERTEs, así como medidas que se pronuncian sobre cuestiones fiscales relevantes, sobre la protección a los autónomos y sobre temas de cotización y de prestaciones de desempleo.


A continuación pasamos a desarrollar estas medidas con el propósito de continuar aportando valor a nuestros clientes. Quedamos a vuestra disposición en caso de que tengáis cualquier duda en relación con la información aquí reseñada.

# NOVEDADES EN MATERIA DE ERTEs

1. Prórroga y aspectos generales

En primer lugar cabe destacar que se prorrogan hasta el 30 de septiembre los beneficios y exoneraciones de los ERTEs, así como las ayudas al colectivo de trabajadores por cuenta propia.


Para todos los ERTEs basados en las causas recogidas en el Art. 22 del RDL 8/2020 se establece que sólo serán aplicables a aquellos ERTEs de Fuerza Mayor que hayan sido solicitados previo a la entrada en vigor de esta normativa (es decir, del 27 de junio) y sólo hasta el 30 de septiembre como fecha máxima.

Esto supone que las empresas deben ir incorporando a sus trabajadores, y que antes que la suspensión de empleo, deben primar los ajustes en términos de reducción de jornada.


Asimismo se aclara en este documento que durante la aplicación de estos expedientes de regulación temporal del empleo no podrán realizarse horas extraordinarias, establecerse nuevas externalizaciones de la actividad ni concertarse nuevas contrataciones, sean directas o indirectas, salvo que las personas trabajadoras de la empresa afectadas por el ERTE no puedan desarrollar las funciones encomendadas por formación, capacitación u otras razones objetivas y justificadas.


Por otro lado, como ya comentábamos en publicaciones anteriores, se recuerda a las empresas que en caso de renuncia total al ERTE autorizado, deberán comunicarlo a la Autoridad Laboral en el plazo de 15 días, con previa comunicación al Servicio Público de Empleo Estatal (“SEPE”) de las variaciones contenidas en la solicitud de acceso a la protección por desempleo y de las que se refieran a la finalización de las medidas aplicables a la totalidad o parte de la plantilla.


2. ¿Y qué ocurre con los ERTEs por causas ETOP?

Este RDL se pronuncia también sobre los ERTEs por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción. En este caso, a todos aquellos que se soliciten entre la entrada en vigor de esta normativa (27 de junio) y el 30 de septiembre, les será de aplicación lo que recoge el Art. 23 del RDL 8/2020.


La tramitación de éstos podrá iniciarse mientras esté vigente el ERTE por causa de Fuerza Mayor, aunque si se iniciasen tras la finalización de éste último, la fecha de efectos se retrotraerá a la antes mencionada fecha de finalización (del ERTE de Fuerza Mayor).

Si por el contrario la empresa se encuentra en un ERTE por causas ETOP a la entrada en vigor de esta normativa (27 de junio), seguirá siendo aplicable en los términos previstos en la comunicación de la empresa y hasta que finalice.


De igual manera, se prohíbe durante los ERTEs por causas ETOP la realización de horas extraordinarias, de nuevas externalizaciones o de nuevas contrataciones en los mismos términos y con las mismas excepciones y consecuencias que lo previsto para los ERTEs de Fuerza Mayor.

# NOVEDADES EN MATERIA DE DESEMPLEO

Dentro de las medidas extraordinarias en materia de desempleo, se extiende hasta el 30 de septiembre la aplicación de las medidas contenidas en los apartados 1 al 5 del Art. 25 del RDL 8/2020 a:

  • Las personas que se vean afectadas por los ERTEs de los Art. 22 y 23 del RDL 8/2020.

  • Las personas trabajadoras adscritas y en alta en los códigos de cuenta de cotización de los centros de trabajo que, a partir del 1 de julio de 2020, vean imposibilitado el desarrollo de su actividad a causa de la adopción de nuevas restricciones.

Por otro lado, se extienden también hasta el 31 de diciembre las medidas del Art. 25.6 del RDL 8/2020 para los trabajadores fijos discontinuos que hubiesen visto suspendido su contrato como consecuencia del Covid-19.

# NOVEDADES EN MATERIA DE COTIZACIÓN Y EXONERACIONES

Este texto legal se pronuncia también sobre las medidas extraordinarias en materia de cotización vinculadas a los ERTEs basados en las causas que recoge el RDL 8/2020.

En este sentido debe destacarse que, si bien el Gobierno ha prolongado los efectos de los ERTEs hasta el 30 de septiembre, lo ha hecho inclinándose hacia la reincorporación paulatina de los empleados, y esto se nota en las medidas y modificaciones adoptadas. Aquí el porqué:


1. ERTEs de Fuerza Mayor

En el caso de los ERTEs de FM total que se encuentren activos a fecha 30 de junio, se producen modificaciones en las cuotas de exoneración. Si bien antes éstos permitían a las empresas de más de 50 empleados una exoneración del 75% y a las de menos de 50 empleados una exoneración del 100%, ya no. En los próximos 3 meses estas exoneraciones pasan a ser del 50% en julio, 40% en agosto y 25% en septiembre para las empresas de más de 50 empleados, y del 70% en julio, 60% en agosto y 35% en septiembre para las de menos de 50.


Al mismo tiempo, se crea la figura de un ERTE de FM para casos de empresas que se viesen obligadas a cesar su actividad por un rebrote de Covid-19 en alguno de sus centros de trabajo. Estas empresas podrán beneficiarse, respecto de las personas trabajadoras adscritas y en alta en los códigos de cuenta de cotización de los centros afectados, de ciertos porcentajes de exención:

  • Empresas de menos de 50 trabajadores a 29 de febrero: 80% de la aportación empresarial devengada durante el periodo de cierre y hasta el 30 de septiembre.

  • Empresas de más de 50 trabajadores a 29 de febrero: 60% de la aportación empresarial en las mismas condiciones y hasta el 30 de septiembre.

Por otro lado, en el caso de ERTEs de FM parcial se observa una clara transición hacia un esquema similar a los ERTEs ETOP. En este caso, si comparamos las condiciones durante el confinamiento y las que se adoptan a partir del 1 de julio, la diferencia es clara. Durante el Estado de Alarma las empresas en ERTE de FM parcial con más de 50 trabajadores podían acogerse a una exoneración que llegaba al 60% (activos) y 45% (ERTE) en mayo y al 45% (activos) y 30% (ERTE) en junio; y las empresas con menos de 50 trabajadores podían acogerse a una exoneración que llegaba al 85% (activos) y 60% (ERTE) en mayo y al 70% activos) y 45% (ERTE) en junio.


Ahora bien, en julio, agosto y septiembre este panorama cambia, y aquí es donde se observa claramente la intención de favorecer la reincorporación al trabajo, pues se reducen las exoneraciones para los trabajadores suspendidos y se aumentan las de los activos.