Prueba de concepto (PoC), ¿qué es y por qué realizarla?

Cuando tienes una idea de negocio en mente, puedes poner el concepto a prueba antes de presentárselo al mundo con el fin de ahorrar tiempo y dinero.


Las pruebas de concepto te permiten pulir una idea de producto, un anuncio, una campaña publicitaria, un nuevo logotipo o incluso una página de destino porque obtienes retroalimentación directamente de tu mercado objetivo.

¿Qué son las Pruebas de concepto?


Las pruebas de concepto son el proceso que permite que tu público objetivo evalúe tu idea de negocio antes de que esté disponible. Pueden abarcar cualquier elemento: desde abstracciones hasta campañas publicitarias.


Su propósito no es otro que el de verificar que es posible explotar cualquiera de esos elementos de forma útil para la empresa. Por lo general, este tipo de prueba se considera imprescindible a la hora de crear un prototipo de funcionamiento operativo y válido


Amazon Web Services, por ejemplo, facilita a sus usuarios el poner en marcha una PoC que les permita poner a prueba los servicios de su necesidad en un entorno en la nube.


En términos generales, esta etapa facilita la toma de decisión sobre la aprobación de una idea y la inversión de su implantación a mayor escala.


En este sentido, la PoC resulta útil en:

  • El desarrollo de un producto, como una forma de comprobar su funcionalidad.

  • El lanzamiento de una empresa emergente o startup, para validar su capacidad financiera y potencial.

  • Proyectos de gran envergadura para disminuir los riesgos asociados a la viabilidad del mismo y a la disponibilidad de recursos financieros y operacionales.

Para que esto suceda, es necesario:

  • tener claro el qué (la razón de ser de la empresa, idea o producto);

  • fijar un tiempo o plazo para comprobar su viabilidad, siendo consciente que el ciclo de ventas necesariamente se va a extender;

  • determinar los criterios de excelencia con los cuales se debe cumplir y ajustarse a ellos.

¿Cómo realizar una prueba de concepto?


En la creación y desarrollo de productos, la PoC busca dar respuesta a la pregunta de cómo construirlos o materializarlos.


Para que una prueba de concepto sea aprobada, hay que probar que la misma es práctica, funcional y comercialmente viable.

Las pruebas de concepto son una gran manera de demostrar el valor de una startup para una corporate de manera rápida, y gracias al programa de aceleración comercial de IVC, las startups participantes tendrán la oportunidad de realizar este proceso acompañados por el equipo de Business Development, que les guiará en este camino.

12 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Inscríbete en Insights