Operaciones bancarias arriesgadas según el país

Actualizado: jun 21

Debido a la creciente necesidad de las empresas de expandir sus fronteras en el ámbito comercial, nos encontramos con el reto de operar con nuevas y diversas formas de banca. Las diferencias pueden dar lugar a mayor riesgo en las operaciones.




En primer lugar, debemos entender el concepto de riesgo operacional. Se refiere a aquel que puede provocar pérdidas como consecuencia de errores humanos, procesos internos inadecuados o defectuosos, fallos en los sistemas y acontecimientos externos. Esta definición incluye el riesgo legal y excluye el riesgo estratégico y/o de negocio y el riesgo reputacional.

El riesgo operacional es inherente a todas las actividades, productos, sistemas y procesos, y sus orígenes son muy variados (procesos, fraudes internos y externos, tecnológicos, recursos humanos, prácticas comerciales, desastres naturales, proveedores).

En este contexto nos encontramos con países que representan un alto riesgo para las instituciones financieras y por ende para las empresas que deciden trabajar con ellos. La banca de estos países suele considerarse sospechosa por dar apoyo al terrorismo internacional y/o tener jurisdicciones dónde se blanquea capital y por tanto, están sujetas a medidas especiales.

Algunas jurisdicciones incluso pueden dificultar a las empresas el movimiento de dinero fuera del país o tener políticas estrictas para el cambio de divisas. Un empresario debe ser consciente de qué jurisdicciones han sido calificadas de alto riesgo o no cooperativas y considerar esta información al seleccionar sus mercados.

Dentro de las acciones internacionales en la lucha contra el blanqueo de capital y la financiación del terrorismo, el GAFI, “Grupo de Acción Financiera Internacional”, desarrolla de una manera continua un proceso de identificación de aquellos países que no han llevado a cabo las medidas preventivas necesarias para proteger la integridad de su sector financiero.

ASESORAMIENTO PARA OPERAR SIN RIESGOS

Documentación necesaria para operar con países de riesgo

Si una compañía recibe cobros de países que se consideran de riesgo, debe pasar por el control (auditoria) de Jurisdicción de Riesgos. Para pasar dicho control, es necesario que se adjunte información documental del origen de los fondos (factura) y el plan de pagos, ya que tienen que coincidir la factura con el ingreso.

Como ejemplos habituales relacionados con diferentes transacciones comerciales, los documentos que el beneficiario puede tener que aportar son:

  • Factura emitida por el beneficiario de la transferencia, dónde el ordenante figure como importador (deudor de la operación comercial).

  • Factura emitida por el beneficiario, dónde el ordenante figure como beneficiario de un servicio. Para ello se presenta el contrato de prestación de servicios entre el beneficiario y el ordenante de la transferencia.

  • Ventas de inmuebles: las escrituras públicas de venta como origen de los fondos.

  • Cobro de dividendos: información contable de la empresa y de los titulares reales.

  • Aportaciones de capital: documentos notariales de la operación, certificados de accionistas.

  • Aceptaciones de herencia: documentos notariales de la aceptación de la herencia, escrituras de ventas de inmuebles heredados, etc.

  • En el caso de exportación de mercancías: se debe incluir el documento de expedición de la mercancía (documento de transporte).

Clasificación de países de riesgo según el GAFI (2015)

En su último plenario, celebrado en Paris en febrero de 2015, el GAFI aprobó la inclusión en la lista denominada Declaración Pública (Public Statement) de los siguientes países no cooperadores en las siguientes categorías:

1. No aplican medidas efectivas para la protección de sus sectores financieros frente a los riesgos emanados de las mismas:

  • Irán

  • Corea

2. Con deficiencias estratégicas sin suficientes progresos en el Plan de Acción para atajar dichas deficiencias:

  • Argelia

  • Ecuador

  • Myanmar

3. En la lista de Mejora global de cumplimiento, que incluye actualmente a 11 países con deficiencias estratégicas que se encuentran sometidos a un Plan de Acción: Afganistán, Angola, Guyana, Indonesia, Iraq, Laos, Panamá, Papúa Nueva Guinea, Sudán, Siria y Yemen.

4. No han realizado suficientes progresos en el Plan de Acción acordado con el GAFI y que en caso de no avanzar significativamente en el mismo en el plenario de junio de 2015 podrán ser identificadas como fuera de cumplimiento y ser objeto de medidas adicionales a las del grupo anterior. - Uganda

5. Los que han cumplido con el plan de acción tras haber recibido la visita de un equipo evaluador de GAFI cuyo informe indica que han cumplido satisfactoriamente con sus respectivos planes de acción, ya no se encuentran sometidos al proceso de seguimiento por parte del GAFI.

  • Albania

  • Camboya

  • Kuwait

  • Namibia

  • Nicaragua

  • Pakistán

  • Zimbabue

En resumen, teniendo en cuenta todo lo anteriormente citado, un buen servicio de back office debe anticiparse y adaptarse a las diferentes necesidades sus clientes, sabiendo y conociendo bien su operativa para poder ofrecer un servicio y guía adecuada en cada caso.

Si quieres obtener más información sobre este tema contacta con nosotros en: marketing@ivc.es.


Más artículos sobre Finanzas Bajo Control:

  • Financiación para PYMES en tiempos de crisis

  • Utilidad de la domiciliación de cobros

5 vistas

Inscríbete en Insights