Open Business y Apis

Actualizado: jun 22

Cada vez más empresas comparten sus recursos con terceros teniendo como objetivo acelerar la creación de productos o servicios, reducir el time to market y rentabilizar sus activos a través de la creación de valor, el open business y APIs economy. Estas últimas son tendencia en el mundo de los negocios y por lo tanto serán las grandes protagonistas del siguiente artículo.


Open Business

Corresponde a un enfoque fundamentado en el “conocimiento abierto”, el cual surge de la idea de cooperar, intercambiar, prestar o alquilar determinados activos, y se apoya tanto en las comunidades, como en el desarrollo digital. Forma parte de la economía colaborativa y su implementación supone un nuevo concepto de propiedad, aparte de la mejora de productos y servicios gracias al enriquecimiento, la interacción y las propuestas alternativas hechas por aquellos que comparten un mismo recurso.


El modelo de economía colaborativa es tan antiguo como la humanidad y tiene cierta vinculación con el trueque; sin embargo, hoy en día sus iniciativas se destacan por poseer una base tecnológica de comunicación e información. En este conglomerado de proyectos sobresalen las Application Programming Interface (APIs por sus siglas en inglés), definidas como interfaces que permiten la comunicación entre dos sistemas o entornos totalmente independientes y que facilitan el acceso a los activos digitales (datos, información, conocimiento, etc.) de una organización, a todos los stakeholders que la rodean.


Actualmente las empresas están movilizándose hacia un estilo donde puedan explotar y rentabilizar sus recursos más que nunca. Este deseo las ha motivado a convertir los centros de coste en centros de beneficio, ya sea abriendo el modelo de negocio y compartiendo activos con competidores del mismo u otro sector, o bien, creando nuevas fuentes de ingresos y nuevas líneas de negocio a través de la API economy.


La adopción de las APIs en los negocios

La evolución y desarrollo de las mismas se presenta como una de las tendencias que marcan el siguiente paso evolutivo en la tecnología. Están muy ligadas al Internet de las Cosas, al Big Data y a los wearables, llegando a ser denominadas por algunos como “el pegamento de internet”.


Asimismo, suponen una nueva vía de ingresos y línea de negocio para las empresas, porque a través de ellas se pueden identificar prospects, identificar oportunidades de upselling, aumentar la presencia, conducir tráfico, adquirir contenido o datos y más. Debido a que entre las funciones de las API están: crear un usuario nuevo en un directorio, obtener las propiedades detalladas de un usuario, como sus grupos, actualizar las propiedades de un usuario, como su ubicación y número de teléfono, o simplemente cambiar su contraseña.


Si aún no terminas de visualizar exactamente cómo funcionan estas llaves de acceso, te planteamos algunos ejemplos con los cuales seguramente te sentirás familiarizado y podrás comprender su funcionalidad, además de observar cómo ya forman parte de nuestro día a día.

  • Abres algún portal en internet y al intentar registrarte en él se abre una ventana diciendo ”acceder con Facebook”, “acceder con Google” o «acceder con Twitter», justo esa ventana que aparece delante de ti corresponde al funcionamiento de una API. en este caso Facebook Connect cede a través de su interfaz ciertos datos para registrar automáticamente usuarios en otros sitios web, dándoles la posibilidad de registrarse y loguearse con sus propias cuentas de Facebook.

  • Google Maps por su parte nos permite poner datos e información útil sobre los mapas. De esta forma es posible presentarlos con ciertas búsquedas o funciones personalizadas, desde nuestra propia aplicación.

  • Los buscadores de viajes, las cadenas hoteleras y las aerolíneas abren sus aplicaciones a partir de APIs para permitir que terceros revendan desde sus propios sistemas.

Muchas empresas cometen el error de lanzar APIs sin control y desconocen cuál es su rendimiento real al no monitorizarlas. En uno de nuestros recientes proyectos de Prueba de Concepto hemos tenido la oportunidad de conocer a GENOA (el único API Manager creado en España) quienes destacaban la importancia de utilizar alguna de las herramientas de control para saber cómo opera cada una de las API para así poder sacarle el mejor provecho y rentabilidad.


A modo de reflexión reafirmamos que profesionales y empresas tecnológicas, especialmente las startups, saben que Internet ha cambiado radicalmente en los últimos años. Y cambiará mucho más aún. Dejamos de estar limitados al tradicional navegador web y cada vez hay más dispositivos inteligentes conectados entre sí. Tras el 2.0, nos llegará la tercera revolución de internet, así que hay que prepararse para lo que ya muchos llaman el “Internet de las cosas”.


Quizás te interese:

  • ¿Cómo llevar tu negocio B2B al mundo digital?

  • Cómo las APIs cambian los nuevos negocios digitales


15 vistas

Inscríbete en Insights