Nuevo año, nuevos retos: tips para emprender en 2022

2021 ha sido uno de los mejores años para el ecosistema startup, logrando superar los 3.000 millones de euros invertidos según el informe ‘Impacto de las scaleups de la economía de España’, presentado por Scaleup Spain Network.



Lanzar, impulsar o desarrollar un nuevo proyecto empresarial supone un gran reto.

La misión de toda startup se centra en la búsqueda de un modelo de negocio factible, viable y replicable para la explotación de la idea principal. De modo que en la primera etapa transitamos desde la conceptualización y definición de una idea hasta que tenemos en el mercado una prueba de que la idea es factible y hemos validado la viabilidad del proyecto.

Si quieres emprender tu propio negocio, en este artículo te mostraremos algunos de los factores a tener en cuenta a la hora de desarrollar un proyecto sólido y sostenible.

  • PLANTEAR UN PROBLEMA, OFRECER LA SOLUCIÓN

Tus clientes potenciales no pueden beneficiarse de tu producto si no son conscientes de que lo necesitan, por lo que debes hacer que tengan una visión global mediante preguntas abiertas que demuestren cuáles son sus necesidades y la forma en la que puedes ayudarles a satisfacerlas. Un producto que «necesitas tener» crea un sentimiento de urgencia. Un producto que «estaría bien tener» pasa desapercibido. Ofrecer la solución a un problema es un aspecto que debe estar siempre en la mentalidad de un emprendedor. Las empresas nacen con el objetivo de responder a necesidades. Grandes compañías, como Apple, nutren sus negocios en base a identificar problemas del consumidor con la intención de, posteriormente, plantearle soluciones para ello con sus productos.

De ahí nace lo que conocemos como idea de negocio. Ante un problema existente, las organizaciones ofrecen productos o servicios para resolverlos. La clave de este punto no es pensar solo en el entorno económico, sino también en los factores psicológicos que derivan en la compra.

  • FORMACIÓN

El conocimiento y la motivación son dos aspectos indispensables a la hora de emprender. Podemos tener grandes ideas, pero es especialmente importante el enriquecernos y continuar aprendiendo cada día para poder sacar el máximo potencial a nuestras ideas.

Formarse es fundamental para saber a lo que se va a enfrentar uno, a cómo funciona el mercado y al difícil camino y etapas de las que se compone lanzar un proyecto nuevo.

  • ESTUDIO DE MERCADO

La única forma de saber si un negocio tiene sentido es poniéndolo en marcha a través de pequeñas pruebas con las que comprobar su eficiencia y efectividad. Estas pruebas pueden ser desde crear una simple página web a promocionar y vender un prototipo del producto para ver las reacciones del potencial comprador.

  • FORMALIZACIÓN DE LA PROPUESTA

Una vez validadas las hipótesis más arriesgadas a través de las pruebas mencionadas con anterioridad, se deberá formalizar toda la información y llevar a cabo diversas presentaciones frente a inversores o clientes con la intención de mostrar y promover el proyecto, los denominados pitch decks.


  • CREACIÓN DE BRANDING

Cada día estamos sometidos a una gran cantidad de estímulos. Por eso, para alcanzar el éxito una empresa debe llamar la atención y destacar sobre el resto. Darle forma al branding deberá hacerse independientemente de qué estrategia de diferenciación se quiera seguir, ya sea la de precios bajos, propuesta de valor, exclusividad, etc.

  • IMPLEMENTACIÓN DE LA ESTRUCTURA LEGAL

Si se han validado las hipótesis necesarias para comenzar un negocio, o incluso habiendo generado ya las primeras ventas, es el momento de formalizar una estructura legal. Tener una forma jurídica ayudará al emprendedor a separar su responsabilidad legal de la responsabilidad de la empresa.

  • BÚSQUEDA DE FINANCIACIÓN

Ha llegado el momento de crecer y de escalar en las operaciones. Hay modelos de negocio que requieren de una gran inversión inicial y necesitan capital de terceros, como las empresas de hardware o “hard tech”. Sin embargo, en un estadio muy temprano, recomendamos evitar este paso, ya que lo ideal es poder empezar autofinanciándose con las ventas para dar prueba de que el negocio es viable.


No existe fórmula mágica para tener éxito al fundar una startup, pero sí existen equipos preparados capaces de ayudar en el desarrollo de todas las etapas de una new venture.


En IVC acumulamos más de 50 años de experiencia apoyando al ecosistema emprendedor español a través de nuestro conocimiento, con nuestros servicios corporativos, de desarrollo de negocio y de venture capital, en entornos con altas dosis de incertidumbre.


Nuestras metodologías de emprendimiento ágil permiten la validación de la oportunidad en el mercado, tanto en el caso de startups, como en el lanzamiento de nuevos productos o el desarrollo en nuevos mercados de empresas ya consolidadas.


Si quieres explotar todo el potencial de tu idea de negocio de la mano de un partner experto y de confianza, contacta con nosotros.