¡No seas una empresa muda!

Cada día más organizaciones tienen programado en su ADN la concepción de que es imprescindible relacionarse con su entorno o públicos para alcanzar las metas planteadas. Nunca será rentable una empresa que descuide sus activos más importantes, en el ámbito externo el cliente y en el interno el empleado, por eso hoy te proponemos ideas y consejos para mejorar la comunicación interna de tu negocio.



¿Por qué dialogar con mis empleados?

Tengamos en cuenta desde un principio que las comunicaciones, en general, permiten liderar e integrar a los públicos. Aunque existen diversos tipos de comunicación, las que se dan dentro de una organización de forma oficial tienen como objetivo enlazar al capital humano con la propia empresa, posibilitando la mejora del rendimiento y una mayor identificación con los procesos internos.

Entre las funciones de la comunicación interna están la planificación, gestión y evaluación de las relaciones entre los departamentos y sus integrantes. Por tanto, un elemento clave para su efectividad es la cualidad de ser bidireccional, ya que no vale sólo con mantener a la plantilla informada, sino que también hay que posibilitar que los mensajes/requerimientos de los trabajadores lleguen a los destinatarios/decisores adecuados.

Antes de emprender un plan de comunicación interna en tu negocio necesitarás evaluar muchas variables, empezando, desde nuestro punto de vista, por las más importantes: el tamaño y estructura de la empresa, la cultura organizacional, su orientación (nacional o internacional) y los canales/recursos disponibles.

Transmitir

La comunicación interna oficial no comprende mensajes aislados e inconexos, sus contenidos deben aportar valor (tienen que ser relevantes y útiles) para el receptor o personal de la empresa. Aparte, deben alinearse con el look and feel que se ha fijado desde la estrategia de negocios, es decir, deben mantener el mismo estilo, diseño, tono, etc., para que sean fácilmente reconocibles.

Su planificación te permitirá cubrir de forma proactiva las necesidades de comunicación previstas por los distintos departamentos y deja cabida a las comunicaciones, por campañas, que surgen a lo largo del año. Considerando lo anterior podrás empezar a preparar tanto formatos, como los contenidos, entre los cuales podrás incluir:

  • Ofertas de empleo para facilitar las referencias y la promoción interna.

  • Premios y menciones de nuestros empleados o de la empresa.

  • Nuevas incorporaciones y programas de formación (interna y externa)

  • Información práctica sobre temas burocráticos o administrativos como certificado de retenciones, plazos para bonificarte por alquiler de vivienda, etc.

  • Resumen de los contenidos del blog corporativo, recomendación de otros contenidos de la web. Noticias de interés sobre el sector, infografías, casos de éxito.

Emplear

Aunque el budget es siempre algo a tener en cuenta, por suerte no es determinante si de verdad quieres comenzar a trabajar la comunicación interna de la empresa. Las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías, así como la creatividad proporcionan herramientas prácticas y de bajo costo que te ayudarán a enlazar a los individuos, grupos y departamentos de tu compañía. De los canales que nosotros utilizamos podemos recomendarte:

  • Manuales corporativos digitales: welcome pack, manual del vendedor, uso de programas (formato pdf)

  • Correo corporativo, newsletters.

  • Redes sociales/ grupos internos (como Convo, G+, Yammer, Zyncro.)

  • Buzón de sugerencias.

  • Tablones de anuncios en lugares estratégicos, ahora también en versión 2.0 con pantallas que se actualizan (vídeos, contenidos, comunicaciones en directo y en diferido, etc.)

  • Reuniones informativas, convenciones anuales, eventos periódicos (formales o no) que mejoren el clima y/o cohesión grupal.

Escuchar

Para concluir queremos hacer énfasis en que una actitud de diálogo te permitirá generar un clima de confianza, hace ver a tus empleados que sus opiniones son respetadas y sobre todo que son tomadas en cuenta. Es fundamental que el/los responsables de comunicación se muestren receptivos y atentos, no juzguen, siempre hagan seguimiento y den respuesta (favorable o no) a los asuntos tratados o solicitados.

Recordemos que la comunicación interna tiene un papel importante dentro de la identidad de la empresa, a través de ella se logran unificar criterios de organización, sirve de apoyo en el quehacer empresarial y sobre todo, facilita la inserción del público interno en la cultura corporativa. Así que a partir de ahora no seas una empresa muda y comienza el diálogo con tu público interno.


0 vistas

Inscríbete en Insights