¡No pagues más impuestos de la cuenta!

Se acerca el final del año y con el objeto de poder reducir al mínimo nuestro recibo fiscal con Hacienda, es el momento de hacer una revisión de la contabilidad y la fiscalidad de su empresa para identificar los beneficios fiscales a los que nos podemos acoger. Sobretodo en la declaración del Impuesto de Sociedades de cara al cierre del año.



Los pasos a seguir para presentar el Impuesto sobre Sociedades son:

  1. Cierre anual de la contabilidad.

  2. Cálculo del gasto por Impuesto sobre Sociedades, esto es, analizando deducciones, provisiones, deterioros, apuntes a reservas, etc.

  3. Elaboración de los libros y cuentas anuales. Este proceso determinará la factura fiscal a pagar en el Impuesto sobre Sociedades, el cual se presenta 6 meses y 25 días después del cierre del ejercicio.

Cómo reducir la tributación del ejercicio 2016

De cara al cierre fiscal, hay beneficios fiscales que pueden conllevar a una menor tributación en el ejercicio 2016. A modo de ejemplo, algunos incentivos son:

  • Aplicación del tipo de gravamen del 15% para las empresas de nueva creación que realicen actividades profesionales.

  • Reducción de un 10% de la base imponible cuando haya un incremento en los fondos propios como consecuencia de la aplicación de la reserva de capitalización.

  • Aprovechamiento de determinados incentivos para Pymes, como es la reserva de nivelación.

  • Aplicación de las pocas deducciones que quedan vigentes como por ejemplo la deducción por mantenimiento de empleo.

Además, este es el momento de revisar criterios contables como: ajustes, provisiones y verificar la correcta contabilización de ingresos y gastos.

Asimismo, es el momento idóneo para revisar el cumplimiento de ciertas obligaciones tributarias, como por ejemplo, el cumplimiento de la obligación de documentación de precios de transferencia cuando existen operaciones entre partes vinculadas.


Es por ello que, es de gran importancia que conozcamos todos los cambios legislativos en profundidad. De esta manera, se puede prever antes del cierre los efectos en la próxima declaración del Impuesto sobre Sociedades, ya que variará el resultado fiscal e incidirá sobre la carga tributaria que deberá asumir la empresa y en consecuencia, permitirá reducir la tributación.


Nuestra recomendación es no dejar que un posible despiste por la no aplicación de algún incentivo, aumente la factura fiscal.

Puede seguir leyendo sobre cómo cumplir con la normativa fiscal vigente en nuestro Executive Summary - "Cumplimiento Legal y Fiscal".


DESCARGAR EXECUTIVE SUMMARY


Más artículos sobre el cumplimiento de la normativa legal y fiscal:

  • El control legal de pérdidas en las Sociedades de Capital

  • La administración electrónica al alcance de todos

0 vistas

Inscríbete en Insights