Migración a La Zona Única de Pagos en Euros (SEPA)

El Banco Central Europeo (BCE) pide que se respete la fecha del 1 de febrero, sin embargo Bruselas propone un plazo adicional de seis meses para completar la transición a la zona única de pagos. En este sentido, el BCE ha asegurado que «toma nota» de la decisión de la Comisión Europea de conceder una prórroga extra de seis meses, hasta el 1 de agosto de 2014, para culminar la Zona Única de Pagos.



Durante ese periodo adicional, «los pagos distintos al formato Sepa podrán ser aceptados aún para minimizar cualquier posible riesgo de distorsión en los pagos para los consumidores y las empresas», explica un comunicado de la Comisión Europea. El Ejecutivo comunitario ha propuesto un periodo adicional de seis meses para completar la transición a la zona única de pagos en euros (Sepa, por sus siglas en inglés).

El objetivo de ese sistema es unificar las comisiones que se cargan a los pagos en euros dentro de la Unión Europea (UE), Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza. Sobre la aplicación del área única de pagos en la Unión, la realidad es que hay países más avanzados que otros.

Además la propuesta «no modifica la fecha límite» para la migración al nuevo sistema, que, según la normativa de la Sepa, ha sido el 1 de febrero. A partir de este momento, todas las transferencias de crédito y débito directo en euros deben hacerse bajo el mismo formato: transferencias y Débitos Directos Sepa. El BCE insta a respetar las fechas.

0 vistas

Inscríbete en Insights