Mejora tu estrategia de selección de personal

Actualizado: may 11

Como profesional del ámbito de los Recursos Humanos me he llegado a encontrar con más de 1.000 currículums que cribar para un solo proceso de selección de personal. Teniendo en cuenta que mi objetivo es cubrir normalmente una única vacante, parece lógico pensar que tendré decenas de candidatos que encajarán con el perfil que busco y que la selección será, por tanto, “a la carta”. Sin embargo, la experiencia nos demuestra que esto no es tan sencillo como aparenta.




No es candidato todo el que lo parece

Las técnicas de selección de personal hán cambiado radicalmente en los últimos años en favor de los candidatos, quienes se han convertido en el centro de los procesos de selección. Ahora más que nunca se inscriben a varias ofertas simultáneamente y pueden no mostrar el mismo interés por todas ellas. Adicionalmente, frente a las 250 solicitudes que en promedio recibe hoy en día una organización en respuesta a una vacante publicada, tan solo un 2% de los candidatos llega a realizar una entrevista individual para el puesto (ERE Media, 2013). Todo ello pone de manifiesto la necesidad de optimizar nuestra estrategia de selección de personal. He aquí algunas claves:

<<Tu equipo es el motor de tu empresa. Descúbrelo en nuestro eBook Gestion del Talento. Descárgatelo AQUí >>

Maximiza tu alcance

Cuanto mayor sea el número de candidatos potenciales a los que tienes acceso, mayores serán las probabilidades de dar con el candidato ideal. Para maximizar el alcance, sigue estos tres pasos:

  1. Construye una red de contactos a través de la cual puedas difundir los procesos de selección y tener acceso a una mayor cantidad de candidatos pasivos. Los top connectors (personas que tienen significativamente más conexiones que la mayoría de usuarios en portales como LinkedIn) son una pieza fundamental para la selección, ya que te permiten llegar a un conjunto de personas considerablemente mayor.

  2. No te limites a un canal. Estar presentes en más de un canal garantiza, no solo diversidad de perfiles, sino también la difusión de la vacante. Aquí, nuestra recomendación es recurrir a la ayuda del Departamento de Marketing para optimizar el posicionamiento de nuestra oferta de trabajo en redes sociales (LinkedIn, Twitter, etc.).

  3. Implementa un programa de referidos o promueve que los empleados que ya forman parte de la compañía se impliquen en el proceso de selección y te hagan llegar candidaturas.

Busca el compromiso

No basta con tener muchos interesados en nuestra oferta, debemos ir un paso más allá. ¿Qué puedes hacer para que tus candidatos estén realmente implicados en tu proceso de selección?

  1. Potencia el candidate engagement. Construye un vínculo con los candidatos y mantenlo a largo plazo –incluso con aquellos que no se lleguen a incorporar a la compañía–. Para ello, transmite adecuadamente la cultura de la compañía, personaliza el proceso en la medida de lo posible y sé transparente en cuanto a expectativas, desarrollo, etc. Y sobre todo, explica a los candidatos qué ventajas tiene trabajar en tu compañía antes de focalizarte en una larga lista de requisitos que deben cumplir.

  2. No tengas prisa por cerrar el proceso. Siempre y cuando sea posible, dedica todo el tiempo necesario a realizar una selección eficaz. Según la guía de Tendencias en Reclutamiento elaborada por LinkedIn (2017), el 67% de los 4.000 profesionales encuestados emplea más de un mes para contratar a un candidato. El tiempo que inviertas en la selección será tiempo bien invertido.


Teniendo en cuenta estos consejos, notarás que la calidad de tus procesos mejorará notablemente. Serás capaz de atraer talento a la organización y ésta estará compuesta por personas más motivadas y comprometidas. Sin embargo, habitualmente es complicado compaginar el ritmo de trabajo diario con la exhaustividad que exige un proceso de selección de calidad, por lo que siempre existe la posibilidad de recurrir a una empresa de externalización de servicios de Recursos Humanos, que nos pueda ayudar en las fases iniciales de la selección para que puedas poner foco únicamente en la toma de decisiones.

Y por último, nunca olvides que “La decisión más inteligente para un negocio es contratar personas cualificadas. Traer a las personas adecuadas te ahorrará miles de euros y tu negocio funcionará con fluidez y eficiencia”. (Brian Tracy)

0 vistas

Inscríbete en Insights