Lo que deberías saber sobre tu declaración de la renta

Actualizado: hace 3 días

El pasado miércoles 6 de abril dio comienzo la Campaña de la Declaración de la Renta de las Personas físicas del ejercicio 2015 (Modelo 100) que finalizará el próximo 30 de Junio.

Como cada año en estas fechas, los contribuyentes deben presentar su declaración IRPF del ejercicio del periodo anterior. Sin embargo, en esta ocasión existe una novedad y es la aparición de la Renta Web, un programa digital que permite elaborar el borrador de la declaración, así como la propia declaración de la Renta, sin necesidad de descargar previamente el Programa Padre.



A pesar del cambio, en el proceso se siguen manteniendo los requisitos hasta ahora existentes sobre la identificación previa del usuario, consistentes en el número de referencia, certificado electrónico, DNI electrónico o Cl@vePIN.

¿Quiénes están obligados a presentar la declaración?

En la declaración de IRPF, se declaran los rendimientos del trabajo, rendimientos de activos, cuentas corrientes, acciones, seguros, alquileres y ganancias patrimoniales básicamente.

Si se superan las siguientes cifras tendrás que rendir cuentas a Hacienda en los próximos meses:

  • Si tienes como única fuente de ingresos rendimientos del trabajo (nómina), estarás obligado a presentar la declaración de la Renta cuando tus rendimientos íntegros del trabajo superen los 22.000 euros anuales, siempre que procedan de un solo pagador.

  • Si percibes rentas de más de un pagador, el límite seguirá siendo 22.000 euros anuales, si el importe de las rentas percibidas por el segundo y restantes pagadores no superan los 1.500 euros anuales. En caso contrario, el límite a partir de del cual estarás obligado a presentar la declaración de la Renta, se reduce a 12.000 euros anuales.

No obstante, deberás presentar la declaración de la Renta 2015, aun teniendo rentas del trabajo inferiores a 22.000 euros anuales en casos excepcionales.

¿Por qué a veces te toca pagar y otras te devuelven?

Si la renta te sale a pagar, implica que durante el año no has pagado los ingresos que te correspondían vía retención, de acuerdo con la situación personal, familiar u otras causas que inciden en el cálculo del impuesto.

¿Por qué sucede? Cada pagador está obligado a realizar el cálculo de la retención de IRPF en función del salario que paga al trabajador de forma individual y no en su conjunto. Así, suele ocurrir que al sumar dichos salarios, la retención o la escala del IRPF debía ser mayor. Esa es la razón por la que cuando hay más de un pagador, el resultado del IRPF con carácter general, salga a pagar. No obstante, también existen otras causas que aumentan el tipo de gravamen, como por ejemplo haber obtenido otros tipos de rendimientos (por ejemplo, alquileres de inmuebles).

Si el resultado de la declaración te sale a devolver, la Administración Tributaria dispone de un plazo de 6 meses desde que finaliza el plazo de presentación para realizarte la devolución.

¿Cuál es el plazo para presentar la declaración de la renta?

  • Si presentas la declaración electrónicamente por Internet, el plazo será del 6 de abril hasta el 30 de Junio.

  • Si realizas la presentación por cualquier otro medio, el plazo será el comprendido entre el 10 de Mayo y el 30 de Junio.

En los próximos artículos desvelaremos las particularidades de cómo hacer tu Declaración de la Renta 2015 en el caso de ser autónomo (startups), contar con expatriados entre tus empleados o disponer de un gran patrimonio.

Si tienes dudas y no puedes esperar a leer nuestros próximos artículos, puedes enviarnos tus preguntas a fiscal@ivc.es y recibir el asesoramiento de nuestros expertos.

Más artículos sobre Cumplimiento Legal y Fiscal:

  • Declaración de bienes en el extranjero

  • El control legal de las pérdidas en las Sociedades de Capital

Si además de tu declaración de la renta te preocupa cómo optimizar la gestión de cobros de tu empresa, participa en nuestro webinar "El Milagro de Cobrar". Más información pulsar sobre el siguiente botón:




0 vistas

Inscríbete en Insights