La ventaja de un buen análisis de los estados financieros

Actualizado: jun 22

El análisis de los estados financieros, también conocido como análisis económico-financiero, análisis contable o análisis de balances, es un conjunto de técnicas utilizadas para diagnosticar el estado de salud financiera de las compañías. Aporta un diagnóstico que facilita la toma de decisiones apropiada en cada momento por parte de la dirección de la empresa.



Estas disposiciones tendrán el objetivo de identificar los puntos débiles que puedan amenazar su futuro para corregirlos y también sacar provecho de los puntos fuertes para alcanzar las metas propuestas.

A nivel particular, si deseamos invertir en una compañía, estas técnicas nos pueden ser de gran utilidad para conocer la situación y evolución previsible de cualquier empresa. Y bajo otro escenario nos ayudará a alinear los esfuerzos al momento de buscar financiación para nuestro negocio.

Los problemas financieros y sus causas

Estos pueden venir dados por factores externos o internos. La evolución general de la economía y la consabida crisis económica, son los llamados factores externos. Dichos aspectos condicionan los resultados de cualquier compañía y si no se toman las decisiones adecuadas pueden agravarse llegando a poner en riesgo su viabilidad.

Además de esos factores externos, se ha de tener en cuenta la importancia de los problemas internos que pueden ser solucionados por la propia compañía, para lo que se necesita contar con un buen diagnóstico empresarial. La ignorancia de la situación de la compañía puede generar que se entre en una situación financiera complicada pudiendo ocasionar, en el peor de los casos, la desaparición del negocio.

Algunas de las situaciones que nos podemos encontrar son las siguientes:

  • Coste de producción poco competitivo.

  • Costes de distribución o promoción excesivos.

  • Costes de estructura importantes en comparación con las ventas.

  • Márgenes reducidos por costes importantes.

  • Controles insuficientes.

  • Planificación deficiente.

  • Ausencia de análisis de los costes.

  • Sistemas contables no fiables.

  • Descapitalización de la compañía.

  • Exceso de endeudamiento.

  • Grandes cantidades de existencias.

  • Ventas insuficientes.

  • Productos obsoletos.

  • Precios de venta que no cubren los costes.

  • Problemas de cobro de las ventas.

  • Desconocimiento del mercado.

  • Problemas con las nuevas tecnologías y su implantación.

  • Baja productividad por falta de motivación o formación.

  • Costes laborales excesivos.

  • Conflictos de intereses dentro de la compañía.

Estudio y diagnóstico empresarial

Las decisiones empresariales son la consecuencia del análisis de todos los datos relevantes de la organización. En el estudio o análisis se deben contemplar los puntos débiles y fuertes de la compañía, dándose la siguiente circunstancia:

  1. Debe basarse en el estudio de todos los datos importantes.

  2. Debe ser preciso.

  3. Debe hacerse a tiempo.

  4. Debe ir acompañado de la toma de decisiones adecuadas para solucionar los problemas y aprovechar las oportunidades.

Cuando no se actúa como se ha descrito anteriormente, además de no solucionar los problemas de la compañía se incurre en una incompetencia profesional. Los motivos son los siguientes:

  • No se analiza la situación de la compañía y en base a este análisis no se hace un diagnóstico ni se toman las medidas correctivas necesarias o se toman demasiado tarde.

  • Hay managers que diagnostican pero lo hacen incorrectamente por falta de datos.

  • Otros managers diagnostican pero la solución llega tarde, cuando ya no hay tiempo.

  • Por otro lado, hay managers que diagnostican de manera correcta y en plazo, pero las medidas correctivas llegan tarde o son improcedentes con el diagnostico efectuado.

Balance de Situación

Refleja la situación patrimonial de la empresa, ésta se compone de los bienes y derechos, deudas y obligaciones, así como del patrimonio que tiene la empresa en la fecha de su realización. Los bienes y derechos integran el activo del balance de situación, las obligaciones y deudas conforman el pasivo, y tanto el capital como las reservas corresponden a los fondos propios de la empresa.

Desde otro punto de vista, el activo refleja las inversiones que ha efectuado la empresa; el pasivo y los fondos propios reflejan de donde han salido los fondos que han financiado esas inversiones.

El Balance de Situación se ordena de menor a mayor grado de exigibilidad, con el siguiente esquema:




Cuenta de Pérdidas y Ganancias

El normal desarrollo de las operaciones ordinarias de la empresa genera unos ingresos y unos gastos. La diferencia es el resultado del período. Se clasifica por la naturaleza del ingreso o del gasto, siendo esta clasificación la siguiente:


La ventaja de contar con un buen análisis de los estados financieros, ya sea internamente o externalizando el servicio, te permitirá corregir a tiempo cualquier situación que ponga en riesgo la compañía e incluso podrás anticiparte con decisiones de negocio en el momento oportuno. Si deseas recibir información extra sobre este tipo de temas apúntate a nuestro boletín mensual en el siguiente botón.

Más artículos sobre Finanzas Bajo Control:

  • Flujo de caja: Tu checklist para un negocio saludable

  • Las cuentas anuales de las pymes

  • Sal de España con garantías- Crédito documentario de exportación


137 vistas

Inscríbete en Insights