La presentación de los libros oficiales es una obligación

Actualizado: may 11

Los libros oficiales son tan importantes como las cuentas anuales de la empresa, ya que suponen un respaldo a nuestra actividad financiera anual.


Según el artículo 25 del Código de Comercio: “Todo empresario deberá llevar una contabilidad ordenada, adecuada a la actividad de su empresa que permita un seguimiento cronológico de todas sus operaciones, así como la elaboración periódica de balances e inventarios”. Por tanto, no solo son importantes, sino que también es obligatorio presentarlos cada año en el Registro Mercantil.

¿Porque es importante legalizar los libros oficiales?

Pese a que hoy en día no existe una sanción económica preestablecida por no presentar los libros anuales, es muy importante hacerlo, ya que nos permite cumplir con la ley, a la vez que nos ayuda a transmitir una imagen “transparente” de nuestra empresa. Además, su presentación en las fechas y formas determinadas por la norma, tiene un carácter probatorio ante los organismos públicos.

¿Cómo se deben presentar los libros oficiales?

La ley recoge que se deben presentar a través de la vía telemática. Los libros se pueden generar con el programa Legalia que se puede descargar gratuitamente desde la web del Registro Mercantil. Una vez presentados, es importante asegurarse de recibir la notificación de presentación emitida por el organismo correspondiente, ya que es el justificante probatorio de la realización de la misma. Si todo es correcto, en un determinado tiempo, el Registro Mercantil nos enviara la respectiva legalización.

En cuanto al plazo para presentar los libros, disponemos de 4 meses a contar desde el cierre contable de la empresa, es decir, hasta el 30 de abril del año siguiente al cierre del ejercicio. Si quieres más información sobre el cierre anual contable, puedes descargarte la siguiente infografía.

DESCARGAR INFOGRAFÍA


¿Qué libros contables debo presentar?

La norma mercantil recogida en el Artículo 28 del Código de Comercio y Legislación Complementaria exige la obligatoriedad de presentar los siguientes libros contables:


  • Libro diario: el cual contiene todas las operaciones de la actividad económica diaria de la empresa, ordenadada cronológica y numerada correlativamente. El libro diario se elabora por cada ejercicio económico, que normalmente coincide con el año natural. Se inicia con el registro de la situación inicial de la empresa (asiento de apertura), recoge las operaciones del año, y finalmente se cierra con un registro de la situación final del año (asiento de cierre).

  • Inventario y cuentas anuales: este libro recoge la situación inicial de la empresa, su evolución (al menos trimestral) mediante balances de sumas y saldos, el inventario final de la empresa y, además, un conjunto de informes contables que se llaman “Cuentas Anuales”. Dentro de estas Cuentas anuales se recogen los siguientes informes contables:

  • Balance de Situación: informe sobre el patrimonio empresarial.

  • Cuenta de Pérdidas y Ganancias: informe de ingreso, gastos y resultado final.

  • Estado de cambios en el patrimonio neto: informe de variación del patrimonio.

  • Memoria del ejercicio: explicación y detalle de los anteriores.

  • Estado de flujos de efectivo (sólo para algunas empresas).


Paralelamente a estos libros obligatorios y con el fin de dotar de mayor transparencia a la contabilidad de la empresa, podemos presentar los siguientes libros:


  • Libro Mayor: Donde se registran todas las operaciones económicas registradas en cada una de las cuentas contables de la empresa de manera cronológica. Pudiendo presentar un libro mayor por cada cuenta contable utilizada durante el ejercicio.

  • Otros Libros Auxiliares


Artículos relacionados:

  • Contabilizar resultados de ejercicios anteriores

  • Ventajas de analizar los estados financieros

Inscríbete en Insights