Implantar con éxito un sistema de retribución flexible

Actualizado: jun 23

Aumentar la motivación y el compromiso de tus empleados sin incurrir en más costes fijos, es posible mediante la implantación de un sistema de retribución flexible.


La retribución flexible es una forma de aprovechar las exenciones fiscales o la diferente valoración de los conceptos salariales en especie. Lo que genera para el empleado una disminución en el IRPF y con ello un aumento en su líquido a percibir; mientras que para la empresa es una forma de pagar mejor sin incurrir en más costes fijos.


Los empleados podrán optar voluntariamente entre el abanico de productos ofertados por la empresa y distribuir su salario entre remuneración dineraria y retribución en especie. Para la empresa no representará pagar más, sino pagar mejor.


Se considera salario la totalidad de las percepciones económicas obtenidas por el

empleado, en dinero o en especie, con la condición de que estas últimas no superen el 30% del total del salario pactado.


El empleado obtendrá un beneficio fiscal y conservará el mismo nivel de prestaciones.

El trabajador puede decidir los productos que mas le puedan interesar según sus necesidades e intereses personales.

La empresa presta un servicio al empleado que le permite a este flexibilizar su retribución, obteniendo un mayor liquido mensualmente y por tanto la percepción del empleado frente a la empresa mejora positivamente.


Si quieres conocer más sobre la retribución flexible, no te pierdas el vídeo de nuestro último webinar.


Los posibles productos que ofrecen ventajas fiscales son los siguientes:

  • Gastos de guardería.

  • Seguro médico.

  • Equipos informáticos.

  • Vales de comida.

  • Servicio de transporte.

  • Cursos de formación.

Debe tenerse en cuenta que de acuerdo a la legislación vigente, todo salario flexibilizado cotizará por completo a la Seguridad Social, de esta manera, la cotización del empleado se mantendrá inalterada y sus prestaciones (desempleo, incapacidad, jubilación etc.) no se verán en ningún caso disminuidas.

Igualmente la aplicación de la retribución flexible no cambiará el calculo de las posibles indemnizaciones por despido.

Es importante conocer las claves en la implantación de un sistema de retribución flexible

El éxito en la implantación de un sistema de retribución flexible depende de 5 claves que detallamos a continuación:

1. Conocer el interés de nuestros empleados Debemos realizar una encuesta previa a nuestra plantilla con el fin de determinar que productos vamos a ofrecer en función de sus necesidades: Ticket Guardería, Ticket Restaurante, Ticket informática etc.

2. Comunicación a la plantilla Debemos comunicar al empleado el abanico de productos para su selección. Mediante ejemplos prácticos debemos ser capaces de demostrar las ventajas de un producto u otro.

3. Negociación con proveedores Conocidos los productos que deseamos implementar en nuestra organización, debemos negociar las condiciones con los distintos proveedores.

4. Contrato de novación Una vez el empleado haya seleccionado los productos en los que esta interesado es necesario formalizar el acuerdo entre las partes. Deberá firmarse un anexo o documento de novación del contrato de trabajo, donde se especifiquen los importes detraídos del salario del empleado y las obligaciones asumidas por parte de la empresa.

5. Aplicación y seguimiento de los productos escogidos y aplicados a la nómina Una vez implantado, todo sistema de retribución flexible necesita un control de gestión administrativa y atención al cliente interno.

Si como empresa, te estas planteando dar este paso pero aun tienes dudas, ponte en contacto con nosotros.


6 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Inscríbete en Insights