Claves para contratar los mejores servicios corporativos

Actualizado: jul 22

En los últimos 50 años hemos ayudado a más de 2.400 empresas, tanto extranjeras como españolas a nacer, crecer y desarrollarse, ayudándolas mediante la externalización de procesos a concentrarse en aquellas actividades de negocio claves.


Fruto de esta larga experiencia hemos llegado a identificar lo que entendemos son los cinco puntos claves a tener en cuenta a la hora de externalizar procesos:


1. Definición clara de los objetivos y alcance que pretendemos lograr con la externalización:

Flexibilización/ahorro de costes, mejora en la calidad de los procesos, mejorar nuestra capacidad de reacción ante aumentos o disminuciones de las tareas asociadas a los procesos externalizados…


2. Seleccionar al proveedor adecuado:

Una elección basada exclusivamente en un sólo factor como el precio es casi seguro una garantía de fracaso, otros aspectos tan importante como el anterior a la hora de tomar la decisión deben ser, la experiencia en nuestro sector, las referencias de otros clientes de nuestro proveedor, su capacidad de crecer con nosotros a largo plazo, que disponga de procesos que garanticen la calidad de los trabajos o mantengan y/o mejoren nuestra política de protección de datos.


3. Elaborar un Plan de trabajo:

Debe contener claramente identificadas las acciones a llevar a cabo, sus plazos, sus responsables, debemos disponer además de un plan de contingencia en caso de producirse incidencias.


4. El Contrato:

Que debe contener claramente identificados los objetivos buscados, el alcance y precio de los servicios, el plan de trabajo y los posibles planes de contingencia y además las herramientas de control establecidas para supervisar la correcta ejecución de los servicios externalizados.


5. Control:

Para garantizar el éxito, es clave establecer los elementos de control necesarios para tener en todo momento la seguridad de que los trabajos se están ejecutando en tiempo y forma de acuerdo a lo recogido en el contrato (comités de seguimiento, reportes periódicos, etc..


Por último, pero casi tan importante como todo lo anterior, estar convencido de que mediante la externalización estamos consiguiendo objetivos valiosos que hacen que el trabajo adicional a llevar a cabo durante unos pocos meses merezca la pena, la decisión debe tomarse siempre pensando en cómo nos encontraremos a medio plazo una vez se hayan externalizado esos procesos.

34 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Inscríbete en Insights