España ha vuelto en la industria del automóvil

Actualizado: hace 2 días

Tanto a nivel de ventas como de producción, el sector del automóvil español está recobrando su peso como uno de los sectores bandera de la economía española, representando en la actualidad más del 10% del PIB y casi el 20% de las exportaciones de nuestro país.


En el año en curso la producción de vehículos ha aumentado casi en un 20 % (respecto al

año 2012) llegando a la cifra de 2,4 millones de unidades producidas con una previsión de 3 millones de unidades en el año 2017, lo que supondrá el 100 % de ocupación de las diecisiete plantas de fabricación de los nueve diferentes OEMs, entre los que se encuentran: Mercedes Benz, Ford, Volkswagen, Nissan, IVECO, Opel, PSA Peugeot Citroën, Renault y SEAT.


De esta forma, España ha superado a Francia como segundo mayor fabricante de automóviles de Europa y se ha posicionado en el décimo puesto del ranking mundial al albergar la producción de 39 modelos de vehículos distintos. Por otro lado, y con una facturación global de 27,5 mil millones de euros, la industria española de componentes se situó en el sexto puesto en el ranking internacional.


Hoy por hoy, el país cuenta con una cadena de suministros madura. El 70 % de las piezas de vehículos son suministradas localmente a través de más de un millar de proveedores directos (TIER 1, 2, 3 y fabricantes de recambios y de accesorios) y 19.000 subcontratistas.


Asimismo, las ventas de coches a nivel nacional se han incrementado en más del 17 % en

los primeros nueve meses del año, representando el mayor crecimiento entre los países de la Unión Europea. Las mejoras en la tasa de desempleo y en el acceso a la financiación privada aseguran un desarrollo positivo de la demanda.

Convirtiendo al territorio español en una ubicación especialmente atractiva para el sector automotriz, debido a los siguientes factores claves:

  • Mercado doméstico con más de 47 millones de consumidores.

  • Acceso privilegiado a los mercados del norte de África, La Unión Europea y LATAM, con los que existen acuerdos de libre comercio, doble imposición y protección de inversiones.

  • Infraestructura de transporte altamente desarrollada.

  • 34 centros tecnológicos.

  • España es el principal actor en el diseño de componentes de electro-movilidad y en la fabricación y distribución de infraestructuras y redes inteligentes.

  • Alta disponibilidad de mano de obra cualificada.

  • Costes laborales competitivos (40 % menos que Francia o Alemania).

  • Convenios colectivos con trabajadores que permiten mayor flexibilidad en las horas de trabajo.

Como conclusión, podemos decir que el país ofrece un ambiente favorable para nuevos proyectos o actores, que estén interesados en participar en el crecimiento del mercado del automóvil, pudiendo aprovecharse de todas las sinergias existentes por separado o en conjunto…




… siempre considerando los principales factores críticos de éxito en el mercado español:

  • Ventajas de costos.

  • Calidad certificada.

  • Logística y disponibilidad.

  • Ingenieros de habla hispana.

  • Proyectos de referencia.


Más artículos sobre Desarrollo de Negocio B2B:

0 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Inscríbete en Insights