ERTES: Inspecciones Laborales: ¿Qué debes saber sobre ellas?

Actualizado: 27 may 2021

El pasado 29 de septiembre se publicó la prórroga automática los ERTE de Fuerza Mayor (que vieron la luz al amparo del Art. 22 del RD Ley 8/2020) hasta el 31/01/2021. Ahora bien, esta prórroga automática no significa que sigan vigentes todas las razones que motivaron los ERTEs en un primer momento, o que la situación de los trabajadores siga igual que cuando se iniciaron los expedientes. En esta línea, con el lema “LO PUBLICO IMPORTA”, el pasado 1 de julio la inspección del trabajo puso en marcha una campaña cuyo objetivo es, única y exclusivamente, la detección del fraude en los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo iniciados con motivo de los efectos negativos que sobre el empleo tuvo el decreto del Estado de Alarma en España. En este artículo hablaremos sobre algunos detalles clave en la gestión de estas inspecciones, como son:

  • el contexto normativo sobre el cual emergen,

  • los documentos que necesitamos tener a disposición de las autoridades en caso de que nos comuniquen el inicio de una inspección,

  • el procedimiento y consecuencias de estas y

  • algunos consejos interesantes que conviene conocer para evitar inconvenientes innecesarios.


Desde que el pasado 14 de marzo de 2020 el Gobierno decretara el Estado de Alarma para hacer frente a la expansión del COVID-19, más de 3,4 millones de trabajadores se han visto afectados por los Expedientes Temporales de Regulación de Empleo. Durante esta campaña, se espera que más de 75.000 empresas sean inspeccionadas, iniciándose el proceso mediante comunicación por carta, o mediante visitas a las propias instalaciones de las empresas. También se abre la puerta a que sean los propios trabajadores los que denuncien irregularidades a través del buzon anonimo del ITSS contra el fraude.

Si ya nos hemos enfrentado a un verano intenso, el otoño se prevé aún más complicado si tenemos en cuenta que se procederá a evaluar el cumplimiento legal de las empresas a partir de la reciente y variada normativa (que en ocasiones puede resultar hasta contradictoria).

# Entonces: ¿Cómo debemos actuar ante una inspección de trabajo? Esta pregunta, por obvia, no deja de ser especialmente importante. La visita del inspector es un procedimiento rutinario y no es motivo de alarma. Debemos mostrar una actitud colaborativa con los inspectores y mantener la calma. Si nos negamos a colaborar estaríamos obstruyendo su trabajo y nuestra actitud podría incluso ser objeto de infracción, como veremos más adelante. Los inspectores pueden solicitar acceso a cualquier zona de las instalaciones, y además, pueden requerir que un empleado los acompañe.

# ¿Cuál es la normativa cuyo cumplimiento debemos observar para evitar incurrir en infracciones? Para entender un poco mejor lo que puede suceder en una inspección, la información que nos van a solicitar y cómo hemos de proceder, es conveniente recordar que como norma general, el procedimiento para la suspensión del contrato o la reducción de jornada por fuerza mayor temporal se establece en los arts. 45 1.i), art 47 y art 51 del Estatuto de los Trabajadores y se desarrolla en el Titulo II, arts. 31-33 del Real Decreto 1483/2012, de 29 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de los procedimientos de despido colectivo y de suspensión de contratos y reducción de jornada. Sin perjuicio de lo anterior, y con motivo del COVID-19, durante los últimos meses se ha aprobado una serie de normativa que ha venido a establecer el marco legislativo que ha regulado los ERTES interpuestos durante el Estado de Alarma decretado a causa de la pandemia. Entre otros aspectos, esta normativa ha establecido reglas específicas en temas como:

  • Procedimiento especial para la tramitación de los ERTE por Fuerza Mayor y los ERTE por causas ETOP;

  • Contenido y procedimiento de remisión de la comunicación que deben efectuar los empleadores a la Entidad Gestora de las prestaciones por desempleo;

  • Exoneración a las empresas en la cotización de los trabajadores que se encontraran en el ERTE;

  • Medidas extraordinarias de protección del empleo (compromiso de mantenimiento del empleo de los trabajadores afectados por el ERTE);

  • Permiso retribuido recuperable;

  • Entre otras.


# ¿Cuál es el régimen sancionador de las infracciones cometidas respecto de los ERTES interpuestos con motivo del COVID-19? El RD 15/2020 estableció un endurecimiento del régimen sancionador laboral para incluir los fraudes en materia de ERTEs, especificamente mediante la modificación del párrafo c) del apartado 1 del artículo 23 del Real Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de agosto, por el que se aprueba la Ley sobre infracciones y sanciones en el orden social (“LISOS”). Esta infracción está tipificada como Muy Grave y las multas derivadas de la misma pueden oscilar entre los 6.251€ y 187.515€ (el rango más alto previsto en la LISOS). Además, también se modificó el apartado 2 del artículo 23, por lo que, ¡cuidado! una empresa que cometa fraude en un ERTE con varios trabajadores, podría recibir una sanción por cada uno de los trabajadores que se encuentren en situación irregular. # ¿Qué tipo de acciones quedan prohibidas con motivo de la existencia de un ERTE? Para poner un poco más en contexto la existencia de las antes mencionadas infracciones, conviene recordar que ademas de la observancia de las reglas específicas, durante la vigencia de un ERTE las empresas no tenían permitido:

  • Pedir a sus empleados realizar horas extraordinarias.

  • Establecer o reanudar externalizaciones de la actividad.

  • Concertar nuevas contrataciones, sean directas o a través de empresas de trabajo temporal.

# ¿Qué documentación nos pueden solicitar en la revisión de las prestaciones de los ERTEs? Información relativa a la tramitación general de los ERTEs y de los trámites específicos de los ERTE COVID:

  1. Memoria del ERTE presentada a la autoridad laboral incluyendo las causas que motivan el ERTE y justifican su duración en el tiempo, la relación de trabajadores afectados y el porcentaje de reducción.

  2. Certificado de empresa remitido al SEPE de trabajadores en ERTE.

  3. Calendario con días concretos de suspensión de contrato o reducción de jornada individualizados por cada uno de los trabajadores afectados (comunicados conforme se dispone en el artículo 3.2 j) de la OM ESS/982/2013), así como modificaciones transmitidas al SEPE sobre dicho calendario, con constancia de la fecha de remisión a dicho Organismo.

  4. Copia de la información remitida al SEPE conforme se dispone en el artículo 3 del RDL 9/2020 (solicitud colectiva e información específica de las medidas de empleo y trabajadores afectados), así como todas aquellas modificaciones que al efecto se hayan podido producir.

Información relativa a detectar incumplimientos en las especificaciones de los ERTE por COVID 19:

  1. Recibos de pago de salario y justificantes de su abono de los trabajadores afectados por el ERTE desde enero 2020 hasta actualidad.

  2. Contratos mercantiles de obra o servicio y facturas por trabajos realizados desde enero 2020 hasta actualidad.

  3. Identificación de trabajadores ocupados desde enero 2020 hasta actualidad.