Enfoques e información a incluir en un informe técnico para justificar una reorganización

Actualizado: jun 22

En que debemos centrarnos y que información se debe incluir para justificar una reorganización

Un reto fundamental que se presenta a la hora de definir la línea de argumentación y la manera de desarrollarla, es dar respuesta a 5 preguntas claves.

  1. ¿Cuáles son los motivos reales (es decir, las empresariales) de la reorganización?

  2. ¿Cuáles de estas causas podemos utilizar en el informe?

  3. ¿Qué información tenemos disponible o podemos encontrar para avalar nuestras causas?

  4. ¿A quién va dirigido el informe?

  5. ¿Contra qué argumentos y objeciones tenemos que estar preparados?


La intención de los siguientes párrafos es compartir algunas reflexiones básicas basadas en la práctica, respondiendo a estas preguntas:

  • Pregunta 1:

Es crucial para el autor del informe que el cliente le proporcione una transparencia sobre los motivos reales, aunque sean p.e. básicamente aumentar el ROI del Grupo. A partir de este punto, junto con los abogados se puede tomar una decisión de cuáles son las causas a alegar para defender la procedencia de la medida. Al mismo tiempo es el momento de valorar los riesgos laborales de la medida.

  • Pregunta2:

Al final los motivos reales casi siempre son económicos. Aun así en la mayoría de los casos no se alegan. En el caso de filiales multinacionales, porque forman un Grupo de empresas a efectos laborales y la matriz no tiene perdidas, por temas de precios de transferencia u otras razones de índole financiero. De esta forma probablemente nos quedemos con las causas productivas (que son básicamente la caída de la demanda y sus efectos en la carga de trabajo) y las organizativas.

  • Pregunta 3:

Para justificar las causas productivas y en muchos casos sus efectos organizativos y económicos es recomendable poder disponer de información sobre el mercado, los competidores y los factores que influyen en la evolución de la demanda. Con benchmarks de nuestros competidores más directos podemos justificar que realmente tenemos que mejorar la productividad para así ser competitivos.

  • Pregunta 4:

Quien al final va a leer el informe son los miembros del comité, sindicatos y probablemente un juez. Así lo imprescindible es de utilizar un leguaje fácilmente comprensible y seguir una lógica de argumentación, sobre la que la otra parte puede dudar pero no negar. Como los jueces como máximo leen de forma cruzada, es recomendable trabajar con resúmenes p.e. al final de cada capítulo y de resaltar de forma gráfica los argumentos más importantes.

  • Pregunta 5:

Entrando en materia, trabajando con el cliente, nos damos cuenta donde están los flancos más blandos de nuestra argumentación o bien los temas mas conflictivos y recurrentes en las negociaciones con el comité de la empresa. Son justamente estos puntos que tenemos que vigilar, evitar o blindar con nuestros argumentos, datos, estudios etc.

Respondiendo de forma convincente a estas 5 preguntas, tendremos la tranquilidad de haber hecho lo posible para que la otra parte entienda nuestro planteamiento y al mismo tiempo que nuestros motivos reales se ajusten al máximo a lo previsto por la legislación laboral. Y solo así podemos maximizar nuestras probabilidades de implantar las medidas con un coste optimo y una plantilla lo menos afectada posible.

Como expertos externos tenemos el cometido de aportar nuestra experiencia para garantizar que estos procesos necesarios no se conviertan en traumáticos.

¿Y tu qué opinas?

Entradas Recientes

Ver todo

Inscríbete en Insights