Desayuno informativo sobre Compliance Penal

La reforma del Código Penal del año 2010 estableció la Responsabilidad Penal Directa de las Personas Jurídicas, la cual puede tener consecuencias no sólo para las empresas, sino también para sus consejeros, administradores y representantes legales. La interpretación de esta norma ha sido posteriormente complementada con nuevas leyes y jurisprudencia del Tribunal Supremo (Sentencias núm. 154/2016 y 221/2016, entre otras), las cuales han contribuido a clarificar algunos aspectos de esta materia.




La responsabilidad de las personas jurídicas se encuentra principalmente contenida en los artículos 31 y 129 del Código Penal, estableciéndose no sólo los requisitos que deben concurrir para que se pueda imputar la comisión de delitos a las personas jurídicas, sino también las consecuencias derivadas de la comisión de estos.


Siguiendo lo antes expuesto, cabe señalar que el artículo 31 ter del Código Penal incluso establece que la responsabilidad penal de las personas jurídicas será exigible siempre que se constate la comisión de un delito, aun cuando la concreta persona física responsable no haya sido individualizada o no haya sido posible dirigir el procedimiento contra ella. Es por esto que las empresas deben identificar sus riesgos, diseñar políticas de control para su gestión, establecer canales de comunicación e implementar un sistema de medidas preventivas que impacten de forma integral en la organización, evitando la comisión de delitos, y en su caso, eximiendo o atenuando la responsabilidad penal de la empresa y cualquier sanción derivada de la misma.


Las empresas que no implanten un Programa de Compliance Penal adecuado al tamaño de su estructura y al riesgo de su actividad, se exponen no sólo al riesgo reputacional que conlleva la comisión de un delito, sino también a graves consecuencias tales como multas, suspensión de la actividad, intervención judicial y disolución de la sociedad. Por su parte, tal y como hemos mencionado, los consejeros, administradores y representantes legales de las empresas, también se arriesgan a responder personalmente de las consecuencias que resulten para la empresa por la comisión de estos delitos.


Para conocer un poco más acerca de las implicaciones derivadas de esta normativa, IVC Outsourcing ha organizado junto a Andersen Tax & Legal una jornada en la que Benjamín Prieto nos explicará los principales retos de las empresas en materia de Compliance Penal y nos proporcionará fórmulas eficaces para implementar un adecuado sistema de gestión de cumplimiento.




Benjamín Prieto es Socio de Andersen Tax & Legal, especialista en responsabilidad penal de personas jurídicas, autor de numerosas publicaciones, profesor de la Universidad Europea de Valencia y Director del Curso de Postgrado de Experto en Compliance.

Agenda 10:30h Recepción y Desayuno 11:00h Inauguración - Cindy Barany 11:15h Nuevos retos en Materia de Compliance Penal - Benjamín Prieto 12:00h Turno de Preguntas 12:30h Clausura Día: 26 de febrero Hora: 10:30h Lugar: Oficina IVC Madrid

Entradas Recientes

Ver todo

Inscríbete en Insights