Crear empresas de éxito con el modelo SaaS

El método SaaS – Sales As A Service – es un método de entrega de software que permite acceder a los datos desde cualquier dispositivo con conexión a Internet y navegador web. Muy a menudo, la compañía de software lo proporciona en una plataforma alojada.


Los clientes acceden a SaaS a través de navegadores web o API. No necesitan configurar o mantener el software por su cuenta. En pocas palabras, el modelo SaaS ofrece a los usuarios una solución preparada para su uso y sólo han de pagar una tarifa de suscripción para usar las herramientas SaaS.


Las ventas SaaS redefinieron el modelo de negocios tradicional de venta de software. Hoy, las empresas SaaS están en todas partes, aunque no las identifiquemos como tales a simple vista. Pensemos por ejemplo en Netflix, Dropbox o Zoom para entender la dimensión y alcance de este modelo.


Entonces, SaaS es un modelo de software en el que un proveedor externo pone a disposición de los usuarios aplicaciones a través de Internet y éstos pueden cambiar la configuración en función de sus necesidades.

El software como servicio (SaaS) permite a los usuarios conectarse a aplicaciones basadas en la nube a través de Internet y usarlas. Algunos ejemplos comunes son el correo electrónico, los calendarios y las herramientas ofimáticas (como Microsoft Office 365).

Escenarios SaaS habituales:


Si has utilizado un servicio de correo electrónico basado en web, como Outlook, Hotmail o Yahoo! Mail, entonces ya has usado una forma de SaaS. Con estos servicios, inicias sesión en tu cuenta a través de Internet, a menudo desde un explorador web. El software de correo electrónico se encuentra en la red del proveedor de servicios, donde también se almacenan los mensajes. Puedes obtener acceso a tu correo electrónico y a los mensajes almacenados desde un explorador web en cualquier equipo o dispositivo conectado a Internet.


Los ejemplos anteriores son servicios gratuitos para uso personal. Para el uso en una organización, puedes alquilar aplicaciones de productividad, como correo electrónico colaboración y calendario; y aplicaciones empresariales sofisticadas, como CRM (administración de las relaciones con el cliente), ERP (planeamiento de recursos empresariales) y administración de documentos. Tú pagas por el uso que hace de estas aplicaciones a través de una suscripción o conforme al nivel de uso.


Beneficios:

  1. Pocos obstáculos para ingresar: con el modelo de Software como Servicio, las empresas obtienen los avances y las funciones de los modelos tradicionales de software, sin el mantenimiento continuo ni los grandes costos iniciales (los costos de licencias son más bajos o gratuitos). Además, el SaaS ya está instalado y configurado, lo que significa que las empresas pueden comenzar a operar más rápidamente.

  2. Alta accesibilidad: las aplicaciones de SaaS están disponibles desde cualquier equipo o dispositivo, en cualquier momento y lugar, mediante la Cloud Computing de SaaS. Si se tiene disponibilidad de Internet en todas partes, las plataformas de SaaS tienden a tener altos índices de adopción, junto con prácticamente ninguna necesidad de capacitación.

  3. Menores costos iniciales: como se mencionó anteriormente, las plataformas de SaaS tienen menores costos iniciales en comparación con el software tradicional. Como se basan en suscripción, los costos son mucho menores. Cuando los proveedores de SaaS administran la infraestructura de TI, disminuyen los costos tanto de hardware y software como de mano de obra.

  4. Actualizaciones sin esfuerzos: dado que el proveedor gestiona todas las actualizaciones, las plataformas de SaaS eliminan la necesidad de descargar e instalar la aplicación. El proveedor de SaaS también se ocupa de la disponibilidad, de manera que los clientes no deban agregar hardware, software ni ancho de banda a medida que la base de usuarios crece.

  5. Integración perfecta: los sistemas de SaaS permiten a las empresas regular el cumplimiento de los requisitos de software continuamente, según sus necesidades comerciales y la demanda de los clientes. Muchos proveedores de SaaS también ofrecen personalización para que cada empresa pueda satisfacer necesidades individuales. Además, muchas proporcionan interfaces para programación de aplicaciones (API, por sus siglas en inglés), lo que permite la integración con las aplicaciones existentes.


Crear empresas de éxito con el método SaaS:


Como el SaaS es diferente a los softwares tradicionales, es importante que se lo trate de manera diferente. Para tener una experiencia fructífera con el SaaS, ten en cuenta estos pasos:

  1. Realiza un seguimiento del uso de productos: ya que el modelo de SaaS proporciona datos y estadísticas sobre tus clientes, habrá que aprovecharlos al máximo.

  2. No te detengas después del SaaS: teniendo en cuenta que el software como servicio elimina gran parte del trabajo del comienzo (por ejemplo, la instalación y el mantenimiento continuo), es importante continuar implementando ofertas atractivas y desarrollando estrategias dentro del plan de marketing.

  3. Evita confiar en una estrategia tradicional: el internet cambia constantemente. Por eso, siempre es buena idea cambiar tu servicio y lanzar nuevas iteraciones en vez de apegarte al ritmo más lento de los lanzamientos de softwares tradicionales.

  4. Conéctate con los clientes y utiliza el feedback para mejorar las futuras interacciones de productos.

37 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Inscríbete en Insights