Benchmarking: qué es y a qué se debe su importancia

Actualizado: 1 feb

¿Es el benchmarking una práctica útil? ¿Quieres saber si este método puede servir para tu negocio? En este artículo te contaremos qué es el benchmarking, sus diferentes tipos y cómo puede ayudar a tu empresa para superar a tu competencia.



¿Qué es el benchmarking?


El benchmarking es un método de gestión con el que una empresa mide su éxito frente a otras compañías de posición similar.


La idea principal es tomar las prácticas más destacables de otras compañías y adaptarlas al ámbito de trabajo de la empresa para mejorar sus servicios. Para ello, se toma como referencia la ejecución desempeñada por la competencia en aquellos aspectos en los que la empresa en cuestión pueda presentar debilidades.


El benchmarking puede aplicarse a cualquier proceso, enfoque, función o producto en las empresas, ya que su proceso se centra en las medidas de la calidad, del tiempo, del coste, de la efectividad y de la satisfacción que los clientes tienen.

Características del benchmarking:

  • Objetividad: El benchmarking tiene fines objetivos y se construye de acuerdo a reglas planteadas objetivamente.

  • En tendencia: En función de los referentes del mercado, el benchmarking sigue las tendencias constantemente como guía para la mejora del proceso.

  • Retroalimentación: Como parte de un programa de mejora continua que incorpora procesos de retroalimentación, tiene como característica orientar sus objetivos a mejorar las prácticas para identificar oportunidades de mejora.

¿Por qué es importante el benchmarking?

  • Mejora del proceso de ventas: El benchmarking nos permite evaluar ciertos aspectos de las empresas de éxito, como cuánto están vendiendo, de cuántas personas está formado el equipo de ventas, qué herramientas utilizan, etc. Esto supondrá una mejora en el proceso de ventas.

  • Motivación de los empleados: Al establecer objetivos a los empleados es importante asegurarnos de que las expectativas y metas estén bien planteadas, siendo alcanzables y realistas. A su vez, se deben implementar programas de reconocimiento para garantizar que los trabajadores sean reconocidos por sus esfuerzos y estén motivados.

  • Incremento de la efectividad: Llevar a cabo un benchmarking regular contribuye a mejorar la eficacia y la eficiente de una empresa, ya que ayuda a identificar internamente las áreas y puntos de mejora. De hecho, sus distintos componentes pueden ayudar a una organización a mejorar aspectos tanto de ventas como de marketing, atención al cliente o publicidad.

  • Nuevas oportunidades por descubrir: otra razón es que ofrece una forma de descubrir nuevas oportunidades para un mayor crecimiento y éxito. Esto es importante sobre todo para aquellas empresas que están estancadas o que no avanzan según lo deseado o lo planificado.

  • Implementación de unos objetivos comerciales claros: entender por qué la competencia está teniendo éxito nos brindará información importante que nos permitirá crear objetivos mediables, desarrollar estrategias innovadoras y monitorizar de forma efectiva el progreso hacia el cumplimiento de los objetivos.


¿Qué tipos de benchmarking existen?


No todos los benchmarking nacen con el mismo propósito ni contemplan las mismas áreas de investigación. Podemos identificar distintos tipos:

Performance benchmarking

El performance benchmarking se enfoca en la recopilación y comparación de datos cuantitativos (medidas o KPIs). Suele ser el primer paso para comenzar a identificar las brechas de desempeño.


Practice benchmarking

El practice benchmarking consiste en la recopilación y comparación de datos cuantitativos sobre cómo se lleva a cabo una actividad a través de personas, procesos y tecnologías.


Internal benchmarking

El internal benchmarking se centra en la comparación de métricas y prácticas de diferentes unidades, líneas de productos, departamentos, programas, etc. dentro de la organización. Es un buen punto de partida para comprender el estado actual de desempeño empresarial.


External benchmarking

Por su parte, el external benchmarking compara métricas y prácticas de una organización con otras. Este enfoque ofrece una comprensión objetiva del estado actual de la organización y te permite establecer líneas de base y metas de mejora.


El benchmarking proporciona eficiencia a los procesos operacionales de tu empresa y amplía el conocimiento de su funcionamiento. Si estás en la búsqueda de optimizar la productividad y la obtención de resultados prácticos para tu empresa, esta es la práctica perfecta para tu compañía.

17 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Inscríbete en Insights