Aprendiendo a crecer (I): Emprender es una actividad de alto riesgo

Actualizado: jun 23

En los últimos años, hemos asistido a un crecimiento exponencial del ecosistema emprendedor, observando cómo nuestras startups y jóvenes empresas se convierten en actores imprescindibles en el desarrollo y futuro de nuestra sociedad.


Debemos considerar lo siguiente: Emprender es una actividad de alto riesgo. Para hacernos una idea, las estadísticas dicen que un 80% de los nuevos proyectos que se ponen en marcha desaparecen al cabo de tres años.


Ahora bien, nadie debe desmotivarse por estas cifras. Como buenos emprendedores, sabemos que la tenacidad y la visión siempre son más fuertes que la realidad. Las estadísticas, al fin y al cabo, están para romperlas.


Aprender a crecer es una de las tareas más difíciles de nuestra vida

En los últimos 5 años he tenido la oportunidad de trabajar estrechamente con emprendedores e inversores en el lanzamiento y desarrollo de sus proyectos empresariales. Algunos han tenido un éxito destacado y consolidan sus empresas a nivel internacional. Muchos otros lo intentaron con gran esfuerzo y dedicación, pero tuvieron que abandonar antes de tiempo.

Por el camino, historias que recordar toda una vida y largas reflexiones sobre el difícil sendero del emprendimiento. Poner en marcha una nueva empresa o proyecto es un reto apasionante, no exento de dificultades y barreras.

Tomar decisiones, aprender de nuestros errores y evolucionar sin perder la esencia que hizo nacer nuestros proyectos… Un largo camino que recorrer y barreras a las que enfrentarnos. “Aunque nadie nos dijo que sería sencillo, no sabíamos que sería tan difícil” podría ser la reflexión de cientos de emprendedores.

En este momento, nuestras startups y jóvenes empresas se enfrentan al reto de toda una vida: Aprender a crecer… Tan sencillo y difícil a la vez. Algo que a muchas personas nos lleva toda una vida intentar comprender.

3 grandes retos en el desarrollo de nuevos proyectos empresariales

Hoy me gustaría compartir con vosotros 3 grandes retos que, según mi experiencia vivida, considero marcaran el éxito o fracaso de todo proyecto emprendedor:

o Reto 1. Transformar una idea en un producto / servicio. ¿Cuántas veces hemos escuchado grandes ideas que no logran convertirse en una solución tangible? Transformar tu visión en un producto/servicio es una de las tareas más complejas que existen al arrancar un proyecto. Concretar una propuesta de valor por el que tus clientes estén dispuestos a pagar y se diferencie de la oferta existente en el mercado.

o Reto 2. Crear los procesos para que mi empresa sea escalable a nivel comercial. Ahora que tenemos un producto e incluso algunos clientes, tenemos que venderlo tantas veces como sea posible. Un modelo y los procesos que nos permitan generar rentabilidad y riqueza. Ahora bien, esto implica tener una estrategia, medios y equipo necesario para dar un servicio excelente e nuestros clientes.

o Reto 3. Incorporar un equipo de alto rendimiento. ¿Qué decir de las personas? Causa y solución de la mayoría de los problemas de la humanidad. Me atrevería a decir que es el factor principal del fracaso de nuevas iniciativas. Tu proyecto sólo va a tener éxito si eres capaz de rodearte y crear un equipo sólido a medida que crece tu empresa.

En definitiva, 3 grandes retos, 3 momentos críticos en la difícil tarea de crecer y consolidar tu proyecto empresarial. Por supuesto que tendrás más problemas que te quitan el sueño y otras alegrías que compartir. Por mi parte, me conformaré con compartir con vosotros en las próximas semanas mis aprendizajes sobre cada uno de estos grandes retos.


Saludos y suerte a todos en la difícil tarea de emprender.

8 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Inscríbete en Insights