¡2016! ¿Crees que estamos en el futuro? No tan rápido

Actualizado: 22 de jun de 2021

Todos pensamos que los artistas son pioneros en predecir el futuro. Ellos pueden augurar y presagiar avances mucho antes de tiempo. Un ejemplo es la versión de Leonardo da Vinci del helicóptero realizado hace unos 500 años. O quizás las características que Stanley Kubrick le dió a Hal (el superordenador todo poderoso que juega al ajedrez igual que Deep Blue de IBM), en Una Odisea del Espacio de (1968), cuyos aficionados podrán asegurar que son similares a la de los dispositivos de hoy en día.

¿Qué tal un ejemplo más reciente? Como el de Marty Mcfly, cuando regresó al futuro (por segunda vez) el 21 octubre de 2015, para disfrutar de las maravillas de la tecnología wearable. ¿Se inspiró Google en las gafas de vídeo de Marty para crear sus Google Glass? O tal vez, Lexus vio potencial en la aerotabla que Marty astutamente utilizaba para escapar de un atraco.



Tanto si pensamos que estas teorías son serias como si no, una cosa es segura:

La realidad ha superado la ficción

Estamos experimentado una forma completamente nueva de interactuar con el mundo en nuestra vida cotidiana.

En mi ciudad natal de Lyon, por ejemplo, una de las rutas subterráneas cuentan con un tren sin conductor. No nos percatmos de que los objetos cotidianos están conectados, es parte del internet de las cosas (IoT).

¿Por qué está sucediendo? Porque organizaciones, empresas y gobiernos están inyectándo dinero en ello. Pero, ¿por qué todo el mundo habla de ello? Espero que este artículo te ayude.

Empecemos con una forma intelectual de definir el IoT, según Verizon. IoT es la tecnología habilitada por conexiones seguras e infraestructuras en la nube entre máquina y máquina (M2M) que transforma datos en información útil para personas, negocios e instituciones.

En otras palabras, los dispositivos que se conectarán a Internet, a través de sensores integrados de alta tecnología, desde los que seremos capaces de controlar, comunicar y aprender del rendimiento y el análisis obtenido en tiempo real.

De hecho, las predicciones de Gartner exponen que estamos hablando de 21 mil millones de dispositivos en 2020. Todos los ingresos generados, al menos la mayor parte de ellos, proviene de las empresas. Esto es lo que se llama Internet Industrial o Internet industrial de los objetos (IIOT) y representa la próxima gran ola de innovación que va a transformar fundamentalmente los sectores industriales de la economía.

Las ventajas pronosticadas son:

  • Crear nuevas vías de ingreso mediante nuevos productos y servicios

  • Reducir los costes operativos y optimizar la utilización del activo

  • Mejorar la productividad de los trabajadores

  • Reforzar la experiencia del consumidor

¿Qué pasa con las oportunidades específicas del sector?

Desde la perspectiva sectorial, sanidad, producción, energía y transporte se ajustan para ser los cuatro primeros sectores afectados por IoT entre 2016 y 2020.



Sanidad – Las tecnolog