15 nov

Tres formas de emprender un negocio con el mínimo capital posible

IVC team | Business Development

Quizá ya hayas decidido crear tu propio negocio o simplemente te fascine la idea de lanzar y hacer crecer tu propia empresa y estés dispuesto a asumir riesgos, como dejar tu trabajo actual y dejar de percibir una nómina de forma regular todos los meses.  Sin embargo, es muy probable que encuentres una barrera que te está frenando: No cuentas con la inversión suficiente para hacer realidad tu sueño.

Blog de IVC - Emprender con el minimo capital

Sin pensar demasiado, podemos creer que este es nuestro principal impedimento, pero como probablemente hayas oído tantas veces, esto no debe detenerte. De hecho, es posible lanzar tu propio negocio, invirtiendo una mínima cantidad de tu bolsillo, siempre y cuando conozcas algunas de las ideas que menciono en este artículo.

¿Para qué necesitamos el dinero?

Antes de comenzar a buscar métodos alternativos de financiación, debemos pensar en cuánto dinero nos hace falta. Partiendo de la base de que cada negocio es distinto, puede resultar difícil estimar una cantidad inicial uniforme para el lanzamiento de nuestro negocio. Sí podemos sin embargo hacernos una idea de en qué deberíamos invertir nuestro dinero.

  • Licencias y permisos que nos permitan poner en marcha y ejecutar nuestra actividad cumpliendo con la legislación vigente.
  • Proveedores de los que obtener las materias primas, ordenadores, software o los suministros necesarios para el desempeño de nuestra actividad (luz, agua, conexión a internet etc.)
  • Un espacio de oficinas en el que poder atender a nuestros clientes y poder prestarles servicio.
  • Gastos operativos necesarios para el desarrollo del día a día, pudiendo asumir gastos administrativos, de personal, de marketing o de investigación y desarrollo.

Existen dos caminos para el lanzamiento de tu negocio con el menor capital posible; reducir los costes para llevar a cabo la operación o aumentar el capital existente recurriendo a fuentes alternativas de financiación.

1. Externaliza determinados servicios y ahorra costes

Una de las mejores formas de controlar tus costes, es simplificando tu operación mediante la externalización de determinados servicios. De esta forma, no generaras un pasivo laboral y ahorrarás en sistemas y formación de personal.

Gracias al conocimiento y experiencia de expertos a tu servicio, es posible acelerar la consecución de resultados y el retorno de la inversión (RoI). De esta manera, puedes centrarte en los aspectos más importantes de tu negocio, el desarrollo de tu producto y la atención de tus clientes.

Ten en cuenta siempre que un proveedor que integre distintos servicios, implica normalmente una disminución del coste y un aumento de la eficiencia.

2. Despliega tu modelo de negocio en varias fases

Tu segunda opción, pasa por la idea de no desplegar en primera instancia todos los servicios asociados a tu modelo de negocio o en todos los mercados objetivo, sino empezar con un piloto de uno de tus servicios en un nicho concreto. De esta forma conocerás cómo responde el mercado, pudiendo reinvertir tus ingresos (lo normal es que esto no ocurra durante el primer año de actividad) en el lanzamiento del resto de servicios que puedan aportar un mayor valor añadido a tu modelo de negocio.

3. Recurre a fuentes de financiación alternativa

Tu tercera opción pasa por recurrir a terceros para financiar tu negocio.

  • Familia y amigos: Siempre suele ser el primer recurso al que acudir y muchas veces suficiente para dar los primeros pasos. De ahí el concepto de capital semilla.
  • Crowdfunding. Esta forma de obtener financiación está creciendo en popularidad,  porque si tienes una buena idea con un poco de esfuerzo no es complicado conseguir cantidades reducidas de capital  de diversos prestamistas independientes.
  • Business Angels: Si te mueves bien y tu idea es buena, puedes tener la suerte de que aparezca un inversor individual que apoye económicamente tu idea y se involucre en tu proyecto. Normalmente un business angel se involucra cuando la empresa ya ha tenido sus primeras ventas.
  • Fondos de capital riesgo: Una vez superado el punto de equilibrio (break even point), es cuando los fondos empiezan a interesarse por invertir en tu negocio, lo que te permitirá dar el salto y hacer crecer tu negocio.

Con alguna de estas ideas o combinando todas ellas, puedes reducir tu inversión personal de capital a casi nada. Es obvio que tendrás que realizar algunos sacrificios, pero si tu mayor problema a día de hoy es la falta de capital, que esto no sea un impedimento a la hora de perseguir tu aspiraciones emprendedoras.

Si ya has decidido aventurarte en el ecosistema emprendedor y estás interesado en saber cómo generar más negocio, descarga nuestro "Executive Summary" dónde resumimos las claves del desarrollo de negocio: 

Generar Más Negocio


Más artículos sobre Desarrollo de Negocio B2B:


Imágenes:123RF Blog de IVC - Emprender con el minimo capital

Compartir
    
Deja un comentario