12 jul

Cómo Hacer un Plan de Desarrollo Profesional para Evitar la "Fuga de Talento"

IVC team | RRHH, Business Development

¿Qué es un plan de desarrollo profesional y para qué hacerlo?

Un plan de desarrollo personal es un método para evaluar la vida profesional de una persona, saber dónde se encuentra y a dónde le gustaría llegar, dando importancia y prioridad a las cosas que realmente son importantes para desarrollar su carrera.

En este plan, se establecen, además de los objetivos, las fechas en que tienen que haberse cumplido y las diferentes tareas o actividades, relacionadas con las competencias propias de su actividad profesional y puesto de trabajo, que hay que realizar para ir cumpliendo los objetivos e ir comprobando y evaluando los progresos que se realizan. Es un elemento clave para poder crecer profesionalmente y desarrollar una carrera laboral buscando siempre la evolución, el desarrollo y la realización profesional mediante un puesto de trabajo con un mayor estatus, responsabilidad y salario.


post-c__mo-hacer-un-plan-de-desarrollo-profesional-para-evitar-fuga-tale... (1)

Un plan de desarrollo profesional es un manual para orientar y supervisar la evolución y desarrollo de aptitudes de los trabajadores y de sus carreras profesionales con el fin máximo de conseguir los objetivos que pretendan como, por ejemplo, ascender hasta un puesto de trabajo determinado o una mejor retribución salarial.

Cómo desarrollar el plan

Con un plan de desarrollo profesional se establecen los medios y procedimientos por los que se pretende conseguir el objetivo crecer profesional y laboralmente a través de los diferentes puestos de trabajo y el desempeño realizado. El plan de desarrollo puede ser elaborado y hacerlo efectivo uno mismo, como método de autoexigencia y ambición por crecer y desarrollarse profesional y laboralmente, o bien por el departamento de recursos humanos de la empresa, para ayudar a los empleados a establecer los objetivos a batir y de esa manera desarrollar sus carreras y generar un sentimiento motivacional que fomente la mejora y desarrollo del desempeño personal en el puesto trabajo.

Para poder elaborar un plan de desarrollo profesional hay que tener en cuenta, en primer lugar, el tipo de carrera que se pretende tener y la profesión a la que uno se dedica. Además, hay que entender y evaluar las metas que se pretenden alcanzar, para llegar alto se debe aspirar a lo máximo posible. Debido a todo esto, los diferentes aspectos que hay establecer y desarrollar para elaborar el plan, son:

Conocerse a uno mismo: Se debe realizar una autocrítica para conocer en qué situación se encuentra uno mismo profesional y laboralmente, es decir, los conocimientos que se poseen, el desempeño que se está realizando actualmente y el puesto de trabajo que se ocupa. Y también muy importante, conocer las tareas
que podrías llegar a realizar y el puesto al que quieres aspirar.

Analizar las fortalezas y las debilidades: Es conveniente realizar autocrítica y realizar un análisis sobre las debilidades y fortalezas de uno mismo, para conocer cuáles son los aspectos profesionales que tienes que mejorar y de esa manera poder evolucionar y desarrollar tu carrera. También ser conocedor de los puntos fuertes ayudará a tener confianza y ganar autoestima, encaminando también la carrera profesional en una dirección donde los conocimientos, habilidades y aptitudes, buscando una continua mejora y fortalecimiento de los conocimientos. Así se podrá ser clave y diferencial en el desempeño de tareas y actividades para conseguir ser siempre aportar valor y marcar la diferencia.

Analizar la situación actual: Hay que analizar la situación laboral en la que uno se encuentra, la experiencia que se posee y también la situación del mercado laboral, en general y del sector donde se trabaje.

● Establecer objetivos: Hay que establecer un objetivo principal que se quiere alcanzar y que es el fin máximo, es decir, el punto donde te sientas completamente desarrollado como profesional. Este objetivo debe ser la realización de toda una carrera laboral y realizarse con una previsión, por ejemplo, a 5 años vista. Al mismo tiempo, hay que estableciendo objetivos a corto (máximo de 1 año) y medio plazo (máximo de 2 años) que hay que ir cumpliendo para ir progresando, evolucionando y ganando confianza para llegar a conseguir el objetivo final. Por ello, todos los
objetivos tienen que estar bien definidos y dándoles prioridad a los que gocen de mayor importancia para el desarrollo de la carrera laboral.

Establecer actividades específicas para conseguir objetivos y desarrollar habilidades personales: Para poder conseguir el objetivo principal y final, además de los establecidos a corto y medio plazo, hay que establecer una serie de metas específicas que se alcanzarán mediante de las distintas actividades que se concreten y que serán de gran importancia para poder desarrollar el mayor número posible de aptitudes y facultades profesionales, beneficiando el progreso en la carrera profesional y también personal. Estas actividades específicas deben
realizarse a corto plazo, deben poder lograrse en un plazo de entre 1 a 3 meses, para que el aprendizaje y la consecución de objetivos sea constante y poder continuar realizando actividades hasta conseguir el objetivo final. Estas actividades podrían ser: cursos presenciales o online, lecturas, conseguir un mentor y aprender de él, adquirir más responsabilidad en el trabajo o realizar tareas que están situadas fuera de las tareas habituales o de su zona de confort.
Evaluar constantemente el progreso y el desempeño: Hay que realizar constantes seguimientos y evaluaciones de todos los progresos que se realizan, por pequeños que sean, ya que es muy importante  comprobar la evolución del desempeño y aptitudes y acercan cada día más a conseguir los objetivos establecidos y llegar a la meta final, el puesto de trabajo deseado. La evaluación debe ser periódica, ya sea semanal, mensual, trimestral o anual, dependiendo de la periodicidad de las tareas y actividades que se van efectuando, y también de la eventualidad de los objetivos establecidos previamente. También debe realizarse una evaluación crítica con el esfuerzo realizado y los resultados conseguidos para poder ver una evolución y avanzar en los objetivos. Por ejemplo, un empleado quiere conseguir un ascenso a jefe de equipo en el plazo de un año, por lo que para
lograrlo se ha establecido diversos objetivos en un menor plazo de tiempo, como por ejemplo, ser el empleado que más ventas realiza cada mes, entregar los informes siempre a tiempo y redactarlos con el mayor detalle posible, y proponer una mejora del proceso de ventas al responsable, cada 3 meses.

Conclusión

El plan de desarrollo profesional consigue aumentar la ambición, el compromiso y la productividad del trabajador ya que, al establecer metas específicas, que se pueden cumplir a corto plazo, el trabajador ve aumentada su motivación y su autoestima. También se fomenta el reconocimiento por el trabajo realizado por parte de la empresa y del propio empleado. Además, mediante todo este plan de desarrollo, el empleado realiza todo un viaje de aprendizaje y esfuerzo constante, que conlleva un aumento del rendimiento laboral, desarrollo profesional y, por tanto, una mejor preparación para conseguir sus objetivos. Así, como consecuencia del aumento del rendimiento del empleado, se ve aumentada la productividad empresarial.

Si te preocupa la productividad de tu empresa, consulta nuestro post “Llegó la hora de la productividad”.

Este plan ayuda a estructurar todas las ideas acerca de la carrera laboral y realizar una priorización de objetivos que se pretenden conseguir y aspectos que se necesitan mejorar para alcanzar el éxito laboral y profesional.

En definitiva, el plan de desarrollo profesional es una herramienta de gran utilidad y de ayuda para poder recalcar determinados objetivos y una guía que señale el camino para poder crecer profesionalmente y alcanzar todos los objetivos que se pretenden, ya sea, por ejemplo, unas condiciones laborales o salariales mejores o un puesto ejecutivo o de mayor responsabilidad.

 Nuevo llamado a la acción

 

 

 

Compartir
     
Deja un comentario