24 sept.

Notoriedad de marca - Resultado de la identidad corporativa

Laura Alvarado | Business Development

Si en este momento te pido que menciones rápidamente una marca de muebles ¿cuál sería tu primera respuesta? Posiblemente en tu cabeza se haya creado la imagen de un logo amarillo con letras azules y por tu boca quizás se pasee la palabra IKEA, pero alguna vez te has preguntado por qué a todos nos pasa lo mismo. La respuesta es bastante sencilla y tiene que ver con la notoriedad que posee esa compañía en el cerebro de cada uno de nosotros, los clientes.

La notoriedad se considera una cualidad, un valor intangible que consiste en la recordación, espontánea y sin sugerencias de nombres, por parte de una gran cantidad de personas tras haber visto u oído publicidad de la empresa. Si bien es cierto que esta última influye muchísimo, hay que tener claro que ubicarse en el primer puesto de la mente del cliente (en ese famoso Top of Mind) no sólo se da gracias a las acciones publicitarias, también se complementa por la imagen que se difunde, por la esencia y lo que se comunica en otras áreas; en síntesis, por transmitir de diferentes maneras la identidad corporativa.

¿A qué nos referimos con identidad corporativa?

Las marcas son de cierta forma entidades vivas que tienen personalidad propia, es decir, tienen una serie de elementos que las hacen reconocibles, diferentes y, si se manejan bien, deseables. Este conjunto de cosas vienen inmersas en un principio dentro de la identidad corporativa (cómo desean los dueños que la empresa sea percibida) y pretenden mejorar el posicionamiento de la marca (parte de la proposición de valor que se comunica y que demuestra diferenciación).

Esta esencia o personalidad de marca incluye la misión, visión y valores de la organización. Asimismo, hace referencia a los colores de la organización, las fuentes tipográficas, la manera de actuar y relacionarse con clientes, trabajadores y demás grupos de interés, que permite al público en general construir un retrato mental de cómo es a la empresa.

Infographic-_How_to_write_branding_guidelines

Infografía: elevatelocal.co.uk

Si tomamos como ejemplo a nuestro Top of Mind del sector decoración, podríamos decir que la multinacional sueca es una empresa carismática, innovadora, familiar y muy práctica, demostrándolo constantemente a través de su filosofía, el diseño de sus puntos de venta (online y físico), el trato del personal en sus tiendas y los diferentes tipos de comunicaciones que la distinguen para cientos de personas en todas partes del mundo.

¿Qué puedes hacer para conseguir una mayor notoriedad?

Nuestra sugerencia (independientemente de si eres un emprendedor en plena fase de generación de negocio, un empresario ya consumado o un gran directivo) es que te tomes un tiempo prudente para establecer las directrices de cómo quieres hacer notar tu organización, dejar claro y por escrito bajo que filosofía trabajará la empresa, comunicar a todo el grupo de empleados cuál es el posicionamiento que deseas lograr y mantener activa la escucha sobre qué se dice de ti en el plano físico y digital, para poder hacer correcciones a tiempo.

Por último te recordamos que la suma de las percepciones individuales acerca de la personalidad de la marca es justo lo que puede afectar la imagen y el posicionamiento de la misma. Por ello, este punto será de vital importancia para tu plan de negocio y sobre todo, para el futuro de tu empresa.


Más artículos sobre Desarrollo de Negocio B2B:

 


Imágenes: Flickr 

Compartir
    
Deja un comentario