6 nov

Evento INNOTALKS! La necesidad de financiación

Cristina Sanz Vizcaíno | Corporate Services, Innovation, Eventos, Emprendimiento

El pasado jueves tuvimos la oportunidad de participar en un evento organizado por nuestros compañeros de Ayming en el que se pusieron sobre la mesa multitud de puntos de interés acerca de la coyuntura que existe actualmente entre el emprendimiento y la financiación en España. No te pierdas todos los detalles de una ponencia exquisita moderada por Gema Sanz (Madrid Network). 

Desde la necesidad de desarrollar un marco de cooperación y entendimiento entre las instituciones públicas y privadas, hasta la importancia de potenciar la presencia de la mujer en el sector de la inversión, hay un sinfín de propósitos y propuestas que, llevados a cabo, podrían consolidar el despegue del emprendimiento en nuestro país.

Aunque es un tema que da para infinitud de opiniones y puntos de vista, hoy traemos una recapitulación de todos los aspectos que se trataron en la ponencia y que, si vives y tienes interés por el ecosistema emprendedor en España, ¡sin duda te interesan!

# DÓNDE INVERTIR: Innovación, Solvencia y Oportunidad de Mercado

Adelantaba Javier Saldaña (AYMING) en su intervención que a la hora de asesorar a una empresa en el proceso de financiación, siempre es necesario analizar ciertos patrones. El primero de ellos, posiblemente, la innovación. ¿Qué es lo que quiere conseguir la empresa? ¿Cuál es su misión? ¿En qué consiste su propuesta de valor? Hay ciertas preguntas que requieren de respuesta y es que, bien sea financiación pública o privada, resulta necesario encontrar el porqué del proyecto y, sobre todo, el para qué.

Para hacer viable una idea es fundamental que exista oportunidad de mercado, un nicho, un gap en el que podamos aportar valor y marcar la diferencia (de ahí también el concepto de innovación). Pero además, no todo reside en la idea, y es aquí donde muchos proyectos encuentran la primera barrera. Será la estructura operativa que diseñemos la que nos permitirá construir una idea sobre unos cimientos firmes, con unos procesos determinados y un nivel de solvencia que nos permita crecer. Sin solvencia, lo cierto es que poco podremos hacer.

# EL PROCESO DE INVERSIÓN: Factores determinantes

Nuestro CEO Mark Kavelaars (IVC) recalcaba durante la sesión que, si bien habrá momentos en los que falle el mercado, falle la coyuntura o falle la tecnología, serán precisamente los cimientos construidos y la gestión operativa establecida en la empresa (al fin y al cabo, aquello que SÍ está en nuestra mano controlar) lo que nos permita mantener el rumbo de crecimiento de manera certera.

Partiendo de esta premisa y entre los factores que definen un proyecto de inversión, Mark resaltaba cuatro ejes fundamentales sobre los que se asienta:

  1. Equipo: Sin duda un pilar en cualquier empresa. Es vital que exista un equipo humano con visión, con capacidad de ejecución y análisis y con opción de captar talento. En un momento como el actual, y cada vez más, la ACTITUD y el TALENTO serán primordiales en el éxito de cualquier proyecto.
  2. Innovación: O, en otras palabras, ventaja competitiva. Para romper muros es necesario que aportemos valor; que tengamos algo disruptivo, una idea con potencial capaz de mejorar la vida de las personas.
  3. Mercado: ¿A quién voy a cambiarle la vida? Por desgracia, una buena idea mal enfocada puede terminar peor que muchas malas ideas. Por eso es tan importante definir a quién nos dirigimos con nuestra idea. A quién vamos a aportarle valor.
  4. Gestión: Como hemos adelantado previamente, tan relevante es tener una idea como construir las vías a través de las cuales potenciar su crecimiento. La gestión operativa, la estructura de procesos empresariales, la importancia de una estrategia comercial eficiente; detalles que a veces quedan en la sombra, son verdaderamente importantes y pueden determinar el éxito, o no, de nuestra idea.

Intervenía María Gómez del Pozuelo (WOMENLIA) argumentando que sólo 1 de cada 10 empresas superan los 5 años de supervivencia y esto se debe a que, si bien podemos recibir financiación que nos ayude a despegar, será en vano si no construimos unas estructuras firmes sobre las cuales asentar la evolución de nuestra empresa.

# LA COOPERACIÓN ENTRE ENTIDADES PÚBLICAS Y PRIVADAS

Sin duda uno de los valores añadidos del evento fue la representación de ambas, instituciones públicas y privadas, volcadas en el sector de la innovación y la financiación.

Ya lo adelantaba José Bayón (ENISA) cuando mencionaba que todo modelo de emprendimiento que funciona cuenta con el equilibrio entre ambos sectores, y que resulta fundamental además determinar en qué momento se encuentra la empresa para saber qué tipo de ayudas, subvenciones o financiación le resultará más conveniente. Así lo explicaba también Javier Saldaña al contar que desde Ayming su objetivo es analizar ante qué tipología de empresa se encuentran y en qué fase está para poder estudiar qué financiación, qué subvenciones y qué instrumentos fiscales pueden resultar más beneficiosos para ésta.

No es lo mismo encontrarse en un momento inicial (fase semilla) donde podría resultar más conveniente recurrir a un préstamo participativo de ENISA por las condiciones que ofrece (asumen riesgos importantes y no requieren de avales, por ejemplo); que encontrarse en una fase más madura y de investigación, donde podría ser más interesante recurrir a las ayudas del CDTI en proyectos de I+D+i (a partir de 175.000€), como contaba Pilar González (CDTI) en su ponencia.

De igual manera y haciendo uso de una de las afirmaciones de José Bayón: es la mentalidad emprendedora la que debe sacarnos de esta crisis, pero la mentalidad emprendedora no sólo se halla en la creación de empresas, también está dentro de ellas. Es el momento de fomentar la innovación no sólo en el instante en el que nace la empresa, sino en todos aquellos escenarios en los que PYMES y empresas españolas ya establecidas se lancen a innovar para mejorar, para evolucionar y para adaptarse.

Por otro lado, lo realmente interesante no es escoger la mejor opción, sino saber combinar todas aquellas que nos sean beneficiosas. Así lo expresaba María Gómez del Pozuelo (¡y bien de acuerdo que estamos!) cuando mencionaba que lo más importante en un momento de emprendimiento y de crecimiento es saber escoger a tus compañeros de viaje. Esto es, escoger quién será tu socio, tu accionista; puesto que no se trata sólo de financiación, sino de experiencia, de consejos, de gestión de incertidumbres y problemas y de valor añadido.

Y ahí coincidía precisamente nuestro CEO Mark Kavelaars, a su vez fundador de Swanlaab (el primer fondo de inversión privada español – israelí en nuestro país) cuando argumentaba que precisamente la acción de invertir en cualquier empresa no se limita a la inyección puntual de capital, sino a la decisión de acompañar a un equipo de personas en una gestión operativa, a un análisis del tratamiento del cash flow, a una asignación de recursos y a otros muchos factores que sin duda condicionarán la evolución de la empresa invertida.

# HORIZONTE LEGAL: La regulación del emprendimiento en España

Actualmente España sigue posicionándose por debajo de todos nuestros vecinos europeos en cuanto a evolución en la regulación del emprendimiento. Coincidían en efecto todos los ponentes en que, bien se mire desde una perspectiva de emprendedor, o bien hablemos desde la visión de inversores (públicos o privados), la normativa legal en España sigue siendo muy estricta y opaca, y esto provoca inevitablemente fricción en el ámbito de la financiación.

Ahora bien, para lograr un cambio de perspectiva resulta necesario que aceptemos y nos adaptemos al nuevo paradigma de la inversión alternativa. Si antes se hablaba de renta fija, de bolsa y de inversión inmobiliaria, la realidad es que ahora, la opción de invertir en tecnología y en jóvenes empresas también es una realidad; y una realidad que ha llegado para quedarse.

De hecho, no hay mejor modo de explicarlo que como argumentaba Mark en la mesa, y es que resulta necesario que el inversor se familiarice con estos activos de inversión (haciendo alusión a la tecnología) y que además se desarrolle una regulación que permita fomentar y potenciar esta industria. Una regulación que por ejemplo, como ocurre en países vecinos, permita a los fondos de pensiones utilizar cierto capital para potenciar el emprendimiento.

# LA MUJER EN EL MUNDO DE LA INVERSIÓN

Era María Gómez del Pozuelo con muy buen criterio quien, llegando al final del evento, mencionaba un tema tan real como controvertido. Sólo 1 de cada 28 millones de euros que se invierten se destinan a Start Ups lideradas por mujeres. Quizá porque todavía el 95% de comités de inversión o de altos cargos siguen ocupándolos hombres. O quizá no. Lo que sí sabemos es que es la hora del cambio, de fomentar la participación de las mujeres en un sector como es éste, y de apoyar también el emprendimiento femenino.

Ante esto José Bayón adelantaba que ENISA estaba preparando ayudas para mujeres emprendedoras que verían la luz en el 2021 y nosotros, qué vamos a contaros, nuestra directora Cindy Barany es la mejor capitana de barco que podríamos haber imaginado para IVC.

# CONCLUSIONES

Vistos los puntos anteriores, resulta fundamental que tomemos conciencia de que en una coyuntura como la que vivimos el único motor debe ser la creación de valor, y que deben ser la cooperación y la comunicación quienes lideren el camino de la financiación en el emprendimiento.

Así lo comentaba Roberto Algarra (Foro ADR) al hablar en la ponencia de una de sus conclusiones: desintermediar el sistema. Debemos enfocar el esfuerzo en armar una planificación estratégica que nos permita poner la innovación financiera al nivel de la innovación tecnológica y sólo así, poniendo en práctica la creatividad y dando rienda a las oportunidades y a la creación de valor, podremos potenciar el motor del emprendimiento en España.

Sin duda éste fue uno de esos eventos que no dejan indiferente a nadie (¡y que además, podéis revivir aquí!). Cada uno de los ponentes aportó un valor incalculable sobre el tema y, sobre todo, un valor real y actual acerca de la situación que vivimos.

No es cuestión únicamente de encontrar financiación, sino de ser capaces de estructurar unos procesos de gestión empresarial que permitan cimentar con una base sólida el crecimiento de las empresas.

Si algo quedó claro en todo lo que comentamos fue que cualquier apuesta por un proyecto debe consistir en ENERGÍA, CAPITAL y KNOW HOW. En IVC llevamos 50 años liderando la gestión del BACK OFFICE de nuestros clientes, estudiando los procesos que optimizan sus recursos, que aportan valor y que potencian su rendimiento y crecimiento a largo plazo.

Si quieres conocer más acerca de cómo lo hacemos y cómo podemos ayudarte:

Contáctanos

Compartir
    
Deja un comentario