4 dic

¿Inversiones en el extranjero? Encuesta sobre Transacciones con el exterior.

Mariano Moreno | Corporate Services, Cumplimiento Legal y Fiscal

En los últimos años, o incluso décadas, hemos vivido avances tecnológicos gracias a internet, las nuevas comunicaciones e incluso la robótica, que parecían impensables tiempo atrás. A estos cambios se ha unido la expansión del capitalismo a la mayor parte del mundo que ha provocado que las distancias entre países se acorten y que cada vez las fronteras sean menos fronteras. Hoy en día, es habitual ver como hay empresas que trasladan sus fábricas a otros países para recortar costes, que abren nuevos mercados internacionales para ampliar sus negocios o que invierten en otras empresas del otro lado del mundo con extrema facilidad.

magister_diplomacia-576x262.jpg


Pero para que todo esto tenga sentido, los organismos oficiales de cada país tienen un trabajo importante detrás. Cada nuevo escenario, cada nueva situación, tiene que estar correctamente regulada y respaldada por la ley para que se pueda ejercer el control necesario.

Encuesta sobre Transacciones con el exterior (ETE) al Banco de España

En línea con lo anterior, existe un deber establecido por la circular 4/2012 del Banco de España que obliga a todos los residentes en España con activos en el extranjero a presentar la Encuesta sobre Transacciones Exteriores, también conocida como ETE. Concretamente, están sometidos a esta circular todos los residentes en territorio español que siendo personas físicas o jurídicas, realicen transacciones con no residentes o mantengan activos o pasivos en el exterior.

La Encuesta sobre Transacciones con el Exterior (ETE) sustituye los diferentes modelos que existían anteriormente (DD1, DD2, PE2, CC1, CC2,…) simplificando los trámites de existentes anteriormente, liberando de paso a las entidades bancarias de la obligación de declarar los importes y motivos de las transferencias al exterior. De esta forma, se facilita enormemente la labor de las empresas con inversiones en el extranjero.

Para un correcto funcionamiento de la declaración, se han acotado los tramos y se han fijado unos plazos que varían en función del importe de las transacciones con los no residentes y de los saldos de activos y pasivos que se tienen frente al exterior:

  • Exento de presentar la ETE: Para importes menores al millón de euros, la declaración solo se enviará al Banco de España previo requerimiento expreso de este, en un plazo máximo de dos meses a contar desde la fecha de solicitud. En caso de que no exista este requerimiento, no habrá que presentar declaración alguna.
  • Anualmente y no más tarde del 20 de enero del año siguiente:
    • Para importes donde ni las transacciones, ni los saldos superen los 50 millones de euros se podrá declarar la versión resumida: Donde solo se deben presentar los saldos iniciales y finales de los activos y pasivos exteriores, la suma total de las operaciones de cobro y la suma total de las operaciones de pago del periodo declarado.
    • Para importes donde las transacciones durante el año inmediatamente anterior o los saldos de activos y pasivos a 31 de diciembre del año anterior resulten superiores a 50 millones de euros e inferiores a 100 millones de euros, se declarará la forma no resumida de la encuesta.
  • Trimestralmente y dentro de los 20 días siguientes al fin de cada trimestre natural: Si los importes de las transacciones durante el año anterior, o los saldos de activos y pasivos a 31 de diciembre del año anterior están entre los 100 millones y los 300 millones de euros.
  • Mensualmente y dentro de los 20 días siguiente al fin de cada mes natural: Si los importes de las transacciones durante el año anterior o los saldos de activos y pasivos a 31 de diciembre del año anterior son iguales o superiores a los 300 millones de euros.

*Nota: El Banco de España podrá hacer requerimientos a declarantes para que presenten la declaración completa en vez de la simplificada o lo hagan con mayor frecuencia de la correspondiente por los importes. 

¿Cómo declarar de forma correcta?

  • La obligación de presentar la ETE comienza en el momento que se excedan los límites establecidos en el apartado anterior. Por tanto, aquellos residente que no hayan alcanzado los límites establecidos en años anteriores, pero si los superen en el año en curso, quedarán obligados de presentar las declaración con la periodicidad que corresponda a partir del siguiente año.
  • La moneda de referencia será siempre el euro. Por lo que todas las transacciones denominadas en moneda diferente, se convertirán a euros al cambio diario de la fecha en las que estas se efectúen y, los saldos, a los cambios del último día hábil del periodo, siempre aplicando los cambios oficiales en caso de que existan o el cambio medio de referenciar para los demás casos.
  • Como hemos comentado anteriormente, la declaración deberá ser remitida al Banco de España en los 20 días siguientes a la finalización del periodo que se declara. Se hará de forma telemática a través de un certificado digital, por lo que será necesario poseer una firma digital reconocida y obtenida en el Banco de España o en alguno de los siguientes organismos:
    • Dirección General de la Policía
    • Fábrica Nacional de Moneda y Timbre – Real Casa de la Moneda (CERES)
    • Infraestructura de Clave Pública del Sistema Europeo de Bancos Centrales (ESCB-PKI)
    • Ministerios de Empleo y Seguridad Social
    • Camefirma
    • FirmaProfesional
    • Autoridad de Certificación de la Abogacía
    • Izenpe
    • Autoritat de Certificació de la Comunitat Valenciana (ACCV)
    • Agencia Notarial de Certificación (ANCERT)
    • Agencia Catalana de Certificación (CATCERT)
    • Gerencia de Informática de la Seguridad Social (GISS)

La mayoría de empresas entrarán dentro de los requisitos que marca la declaración reducida de la encuesta y, por tanto, tendrán que tener en cuenta las siguientes premisas:

Quedan recogidas todas las operaciones financieras con no residentes, tales como:

  • Valores negociables depositados en entidades no residentes y emisiones negociables de la declarante en el exterior y sus rendimientos.
  • Acciones, otras formas de participación en el capital y sus rendimientos.
  • Valores de renta fija no negociables y sus rendimientos.
  • Adquisiciones o cesiones temporales, préstamos de valores y sus rendimientos.
  • Suelos, terrenos, inmuebles y sus rendimientos.
  • Derivados financieros.
  • Créditos comerciales.
  • Prestamos, créditos, depósitos, cuentas y sus rendimientos.

Los importes que se incluyan (saldos de activos o pasivos exteriores por operaciones financieras y sus transacciones) deben aparecer de forma agregada (sin netear).

Y por último, la declaración resumida debe incluir los siguientes datos (además de los identificativos del declarante y del presentante:

  • Saldo neto total a principio de año del conjunto de activos y pasivos en el extranjero.
  • Saldo neto de las compras y ventas realizadas en el ejercicio.
  • Otras variaciones en los tipos de cambio o precios de cotización al tipo de cambio del 31 de diciembre. Se debe desglosar en:
    • Variaciones de tipo de cambio
    • Variaciones de precio
    • Condonaciones
    • Traspasos
    • Otros
  • Saldo final. Será igual a la suma de los tres puntos anteriores
  • La diferencia neta entre todos los intereses cobrados y los pagados, valorados al tipo de cambio del día en que se pagaron o se cobraron.

Por tanto, hay que tener en cuenta que cualquier inversión con el exterior también lleva consigo una serie de obligaciones con el estado español. Estos temas que a veces pasan desapercibidos cuando las empresas toman este tipo de acciones, ganan importancia cuando no se llevan a cabo y se incurre en sanciones.

Consúltanos


Artículos relacionados


Compartir
     
Deja un comentario