8 jul

¿Qué es y para qué sirve mantener un crecimiento sostenible?

IVC team | Business Development

No hay duda de que hace falta invertir mucho tiempo y esfuerzo a la hora de crear y desarrollar tu modelo de negocio, de captar nuevos clientes y de consolidar tu empresa, pero ¿en qué aspectos debes centrarte para garantizar que tu negocio mantenga un crecimiento sostenido a largo plazo?

Ensure-sustainable-growth.jpg

Poner en marcha una estrategia de crecimiento sostenible no es en absoluto tarea fácil; requiere mucho tiempo y planificación. Las cambiantes condiciones de mercado, la continua creación de nuevas tecnologías y la permanente actualización de las ya existentes hacen que mantener un crecimiento sostenible resulte un verdadero desafío, sobre todo para las pequeñas y medianas empresas.

En un artículo recientemente publicado en la prensa económica trataba la importancia de "lograr un crecimiento rentable y sostenible", apoyando la idea de que la concienciación sobre este tema cada vez es mayor no solo en las grandes multinacionales, sino también en las PYMES. Vamos a ver algunos de los aspectos fundamentales que has de tener en cuenta a la hora de desarrollar una estrategia de crecimiento sostenible para tu negocio:

Comunicar es inteligencia

Es importante que cada empleado, desde la alta dirección hasta los trabajadores del back-office, entienda los objetivos estratégicos de la empresa a largo plazo. En este caso, conviene centrarse en cómo quieres que crezca exactamente tu negocio. ¿Cuál es tu objetivo? ¿Aumentar las ventas? ¿Expandirte internacionalmente? ¿Incrementar los márgenes? Mientras cultives la transparencia respecto a tus objetivos de crecimiento y te asegures de que todo el mundo comparte la misma visión y entendimiento de lo que la empresa intenta conseguir, tus objetivos resultarán mucho más factibles y fáciles de alcanzar.

Pon a los clientes en primer lugar

Los clientes son la clave de cualquier negocio y deben seguir siéndolo a medida que tu negocio crece. Un objetivo fundamental para cualquier empresa es intentar convertir a los clientes en prescriptores de su producto o servicio. Sin embargo, muchas empresas, una vez están bien posicionadas en el mercado y generando beneficios, suelen dejar de priorizar la experiencia de cliente (Customer Experience), lo que, evidentemente, causará problemas a la hora de construir una estrategia de crecimiento sostenible.

Adaptar tu producto o servicio para que cumpla con las exigencias del mercado te ayudará a convertirte en un competidor más fuerte, pero has de tener en cuenta el margen de percepción. ¿En qué consiste este concepto? En darte cuenta de cualquier diferencia que pueda existir entre tu propia percepción sobre el producto o servicio que estás ofreciendo y la de tus clientes. Cuando más estrecho sea el margen, más cerca estarás de satisfacer las necesidades de tus clientes.

Management 3.0

Los empleados de una empresa pueden considerarse otro de los elementos clave en cualquier estrategia de crecimiento sostenible. Los empleados son los embajadores de marca de tu empresa, y ocuparse de ellos es ocuparse de tu negocio.

Asegúrate de que los empleados se sienten felices y capacitados. ¿Has puesto en práctica algunas acciones de cambio hacia la auto-gestión como sugiere el Management 3.0?, ¿Sienten los empleados que se escuchan sus sugerencias y propuestas de soluciones? ¿Pueden dar un buen uso a sus habilidades?, ¿Se les da la oportunidad de tomar decisiones importantes? Considerar a tus empleados compañeros antes que subordinados te ayudará a mantener unos índices de retención y unos niveles de productividad elevados a la vez que impulsas un crecimiento sostenible a través del compromiso y la lealtad al bienestar de la empresa.

Innova y añade valor

Si te limitas a ofrecer algo que los demás ya están ofreciendo, no podrás crecer como negocio. La clave del crecimiento sostenible es centrarse en la I+D e innovar de la forma más rápida y rentable posible. Sí, ya sé que del dicho al hecho hay un trecho, pero la innovación no siempre tiene por qué consistir en un cambio o un diseño radical, eso sí, siempre que estés avanzando. Muchas empresas inician la senda hacia el desarrollo de una idea innovadora realizando pequeñas mejoras o adaptaciones a un modelo de negocio o a una oferta de productos o servicios. A día de hoy, la flexibilidad ante el cambio es una habilidad indispensable para cualquier empresa.

Como ves, las numerosas formas que hay de garantizar un crecimiento sostenible van mucho más allá de generar grandes beneficios. Si verdaderamente quieres crecer, has de tener en cuenta todos los aspectos de tu negocio, no solo el financiero.

Averigua qué es importante para tus clientes y qué te hace destacar por encima de tus competidores. Y sobre todo, reconoce que no puedes serlo todo para todo el mundo. Si te diferencias y basas tu estrategia y tus ventas en este planteamiento, saldrás beneficiado a largo plazo y podrás hacer crecer tu negocio de manera sostenible.

 


Más artículos sobre Desarrollo de Negocio B2B:


Imágenes: IM Creator Ensure-sustainable-growth-ES.jpg

Compartir
    
Deja un comentario